EEUU recrimina a un distrito escolar de Florida por no ayudar a superar barrera del inglés

0
388
Fotografía de archivo de estudiantes de varias nacionalidades que asisten a claseen el centro Kaplan en Miami, Florida (EE. UU.). EFE/Celeste Rodas de Juarez

Miami, 30 oct (EFE).- El Departamento de Justicia alcanzó hoy un acuerdo con el Distrito Escolar del condado de Clay, en el noreste de Florida, para que este brinde a los estudiantes de inglés “servicios adecuados para superar las barreras del idioma”, tras una investigación en la que halló serias deficiencias.

El “acuerdo de conciliación” entre el Departamento de Justicia estadounidense y este distrito escolar se alcanzó después de que una investigación arrojase que el segundo “no proporcionó (en su programa) a los estudiantes de inglés” el conocimiento del idioma necesario para dominarlo.

Además, los padres de estos alumnos, que no hablaban inglés, tampoco tenían acceso a información escolar relevante en un idioma que pudieran entender, señaló el organismo federal.

Como resultado del pobre manejo del inglés, los estudiantes de este idioma “no podían participar significativamente en clases de contenido básico, como matemáticas, ciencias y estudios sociales”, además de no recibir los apoyos académicos individualizados que están disponibles para sus compañeros. 

“Ante estas deficiencias, el distrito (escolar) no tomó medidas correctivas oportunas para garantizar la igualdad de acceso”, reprendió el Departamento de Justicia.

Los estudiantes inmersos en el aprendizaje del inglés “tienen el derecho” a realizar tareas académicas junto con sus compañeros, y las escuelas “deben tomar las medidas necesarias para que ese derecho se haga realidad”, dijo la fiscal general adjunta Kristen Clarke, de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia. 

“El Departamento de Justicia seguirá responsabilizando a las escuelas cuando no cumplan nuestra promesa colectiva de igualdad”, advirtió Clarke.

Por su parte, el fiscal federal Rodger Handberg para el Distrito Medio de Florida, subrayó que los distritos escolares deben brindar a los estudiantes de inglés “servicios adecuados para superar las barreras del idioma”. 

Handberg expresó su satisfacción por el hecho de que el distrito escolar de Clay haya aceptado “asumir su obligación” de atender “las necesidades lingüísticas de sus estudiantes de inglés” para que puedan aprender este idioma y participar plenamente en la experiencia educativa del distrito. 

“La igualdad de acceso a las oportunidades educativas está en el centro de la protección de los derechos civiles de nuestros jóvenes, y los estudiantes tienen derecho a la igualdad de acceso a pesar de las barreras lingüísticas que puedan tener”, aseveró.

El distrito cooperó plenamente con la investigación del departamento y se comprometió a mejorar sus servicios de atención a los estudiantes de inglés. 

Como parte del acuerdo de conciliación, el distrito acordó “revisar sus políticas y mejorar sus servicios para que los estudiantes puedan aprender inglés y participar plenamente en la experiencia educativa del distrito”.

Según el acuerdo, el distrito modificará sus prácticas para que los estudiantes de inglés sean evaluados e identificados adecuadamente poco después de su inscripción, se les brinden servicios lingüísticos de inmediato, si califican, y tengan la oportunidad de beneficiarse igualmente de los “apoyos académicos y conductuales brindados a sus compañeros”. 

El distrito también se asegurará de que todos los maestros estén calificados, capacitados y brinden suficiente apoyo y recursos para ayudar a los estudiantes de inglés a dominar el idioma y comprender sus cursos de contenido básico. 

Asimismo, el distrito escolar también proporcionará traducción e interpretación de información escolar importante a los padres que no dominan el inglés. 

El Departamento de Justicia supervisará la implementación del acuerdo de conciliación por parte del distrito durante los próximos cuatro años escolares.

Deja un mensaje /Leave a Reply