Señalan de racistas las medidas tomadas por Miami Beach para controlar el Spring Break

0
342

Miami, 7 mar (EFE).- Concejales y organizaciones civiles criticaron que las recientes restricciones impuestas por Miami Beach para reforzar la seguridad durante las vacaciones universitarias de primavera, o ‘Spring Break’, tienen tintes racistas.
Keon Hardemon, comisionado (concejal) del condado Miami-Dade, donde se asienta Miami Beach, insinuó que las medidas gubernamentales dispuestas están destinadas a los turistas afroamericanos.
Este es el momento del año en el que muchas personas de raza negra vienen a Miami Beach para experimentar cosas, dijo el comisionado al canal local NBC 6.
Hardemon además lamentó que el paquete de medidas aprobado por la ciudad en general dificulta la llegada de turistas y eso tiene un efecto en los comercios locales, incluidos a los de la vecina Miami y el resto de localidades del condado.
Stephen Hunter Johnson, miembro de la junta asesora en asuntos de la población afroamericana de Miami-Dade, también señaló que estas estrictas medidas han sido establecidas porque implican a las personas de raza negra.
En declaraciones a medios, el alcalde de Miami Beach, Steven Meiner, defendió estas restricciones que buscan desmotivar la llegada de “revoltosos” durante el ‘Spring Break’, cuyo pico de mayor afluencia de visitantes comienza hoy y se extiende por unas dos semanas.
“Buscamos proteger a todos, a cada residente, a cada visitante”, señaló al canal NBC 6.
Recalcó que es inaceptable aceptar como norma los sucesos registrados en los últimos años durante esta época del año y que se concentran mayormente en la franja costera del barrio de South Beach, un área repleta de restaurantes, bares y discotecas.
En el ‘Spring Break’ de 2023, dos personas murieron víctimas de disparos y se decomisaron más de un centenar de armas de fuego, mientras que en las dos últimas temporadas se registraron unos 600 detenidos.
La situación, que se repite, aunque en menor medida, en otras localidades costeras de Florida como Panama City y New Smyrna Beach, ha llevado al despliegue de decenas de efectivos estatales “para garantizar la paz durante las vacaciones de primavera”, como justificó el gobernador estatal, Ron DeSantis.
“No damos la bienvenida al caos. Vamos a hacer que la gente respete la ley”, dijo DeSantis esta semana durante una rueda de prensa en Miami Beach.
Esta ciudad publicó el pasado viernes un video para acompañar la campaña, la cual contempla toques de queda, revisiones de bolsos, puntos de control de alcoholemia, tarifas de estacionamiento para no residentes de hasta 100 dólares y una mayor presencia policial para supervisar la posesión de drogas y violencia.
En ese sentido, la Patrulla de Carreteras de Florida envió hasta 45 efectivos para reforzar la seguridad de Miami Beach durante los próximos dos fines de semana.
Según la oficina del gobernador, al menos 17 departamentos de policía solicitaron el despliegue de 140 agentes del orden en sus jurisdicciones.

Deja un mensaje /Leave a Reply