Sabrina Ionescu: “Muchas chicas verán que pueden saltar a la pista y ganarle a un chico”

0
198

Indianápolis (EE.UU.), 17 feb (EFE).- Sabrina Ionescu, estrella de las New York Liberty en la WNBA, destacó el impacto que su duelo de triples con Steph Curry de este sábado en el All-Star NBA de Indianápolis tendrá en las generaciones futuras y que aceptó el desafío para que muchas chicas vean que “pueden saltar a la pista y ganarle a un chico”.

“Habría sido fácil decir que no quería sentirme avergonzada o tenía miedo de fracasar. No lo hice porque sé quién soy, pero también por lo que va a significar para muchas jóvenes chicas, que verán que pueden saltar a la pista y ganarle a un chico en el campo, que pueden jugar más en un equipo de chicos, que pueden ser las mejores en su equipo femenino”, dijo Ionescu en una rueda de prensa organizada en el día de medios del All-Star de Indianápolis.

“Yo juego para eso, y eso superó todo tipo de miedo de venir aquí y de no ganar”, prosiguió.

El duelo entre Curry y Ionescu desde la línea de tres puntos de la NBA es uno de los principales atractivos de este All-Star. La liga estadounidense lo promovió como ‘Stephen contra Sabrina’ y lo organizó en una pista especial de ‘led’ colocada en el Lucas Oil Stadium de Indianápolis, la casa de los Colts en la NFL.

Ionescu es una de las grandes figuras de la WNBA y una especialista del triple. El año pasado batió el récord en el concurso de triples del All-Star, tanto femenino como masculino, con 37 de 40 puntos disponibles y un 25 de 27.

“Estoy ilusionada por la oportunidad de estar aquí, representando a mí misma y lo que esto representa para las nuevas generaciones. Estamos en la misma pista, compitiendo. Esto abrirá la puerta para otras oportunidades no sólo en el baloncesto, sino en otros deportes también. Ambos sabemos que estamos abriendo esa puerta, lo estamos haciendo con respeto y honrados por ser los primeros en hacerlo”, destacó Ionescu.

La estrella de las Liberty entrena habitualmente su tiro desde la línea de tres puntos de la NBA, que está más lejos de la canasta respecto a la de la WNBA (7.28 metros en la NBA y 6.27 metros en la WNBA).

“La decision de pasar a la línea NBA es algo que quería hacer desde el principio, para seguir empujando los límites e igualar el juego. Sé que tengo la oportunidad de hacerlo, de elegir de dónde quiero tirar y seguir moviendo la ‘aguja’ en esa dirección”, afirmó.

“Es algo que quiero hacer más allá de la dificultad de la decisión, prefiero perder haciendo lo que creo que puedo hacer”, sentenció.

Ionescu elogió además a Curry por ser el mejor triplista de la historia de la NBA y por el respeto que le manifestó al querer medirse con ella e intentar ganarle.

“Nunca se pensó en si estoy en la WNBA y él en la NBA. Solo se trata de que gane el que tire mejor. Ambos somos competitivos, queremos ganar este concurso y abrir los ojos a la gente por su forma de ver nuestro deporte”, dijo.

Ionescu reconoció que se siente “nerviosa” por el desafío y que si no lo estuviera “no sería humana”.

Deja un mensaje /Leave a Reply