López Obrador critica que el Congreso de EE.UU. use la frontera como “moneda de cambio”

0
660
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, participa durante su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional de la Ciudad de México (México). EFE/José Méndez

Ciudad de México, 12 ene (EFE).- El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, criticó este viernes que el Congreso de Estados Unidos use a México y su frontera común como “moneda de cambio” en las discusiones para aprobar apoyo militar a Ucrania.
“Nosotros no aceptamos ningún condicionamiento, es nuestra libertad como país independiente, soberano, nosotros no podemos ser moneda de cambio de nadie, de ningún país extranjero. Celebramos que se busque la paz, los acuerdos, pero nosotros no tenemos culpa”, indicó el mandatario en su rueda de prensa diaria.
Sus declaraciones se producen después de que la Casa Blanca afirmó el jueves que la ayuda militar que Estados Unidos ha estado proporcionando a Ucrania se ha “detenido por completo” por la falta de un acuerdo en el Congreso para seguir ayudando a ese país a afrontar la invasión rusa.
El presidente estadounidense, Joe Biden, del Partido Demócrata, ha pedido al Congreso 61.000 millones de dólares adicionales en ayuda a Ucrania, pero la oposición republicana ha dicho que solo aprobará ese nuevo paquete de asistencia si los demócratas acceden a implementar una serie de medidas en la frontera con México.
En este contexto, López Obrador se quejó de que los políticos estadounidenses culpen a México del fenómeno migratorio, al defender que su Gobierno destina 4.000 millones de dólares a este rubro.
“¿Cómo nos van a culpar a nosotros del fenómeno migratorio? ¿Qué culpa tenemos, si estamos ayudando, cooperando, muchísimo?”, manifestó.
El gobernante mexicano aseveró que la situación ha mejorado tras la visita de una delegación de Estados Unidos el mes pasado que ocurrió tras la histórica migración irregular en diciembre, con un promedio de más de 10.000 personas diarias que llegaron a la frontera común con México, según López Obrador.
“Van servidores públicos de México, en una semana o 10 días a Washington, a darle continuidad a las reuniones de los equipos que están trabajando con muy buenos resultados en el tema migratorio”, aseguró.
La migración cobra relevancia porque este año coinciden las elecciones presidenciales de México y Estados Unidos, donde el expresidente Donald Trump (2017-2021) podría regresar tras una campaña en la que ha intensificado su retórica antimexicana y antiinmigrante.
Pero López Obrador descartó preocupaciones al afirmar que “es muy buena la relación con Estados Unidos”.
“No me preocupa porque el presidente Biden, incluso el presidente Trump, fue respetuoso de la soberanía de México, los dos, entonces hay quienes en el Congreso o en los partidos pueden estar pidiendo sanciones a México, pero no prosperan, además sería injusto y no lo aceptaríamos”, sostuvo.

Deja un mensaje /Leave a Reply