El periodismo que alza la voz en Iberoamérica, el gran ganador de los Premios Gabo

0
939
El director general de la Fundación Gabo, Jaime Abello, habla durante la entrega de los Premios Gaboe 2023. EFE/Vannessa Jiménez

Bogotá, 30 jun (EFE).- El Teatro Colón de Bogotá sentó este viernes en sus históricas butacas a centenares de periodistas iberoamericanos que asistieron a la entrega de los Premios Gabo y vieron como gran ganador de la noche al periodismo que “alza la voz”.

Colombia, Brasil, Perú y España; protestas sociales, memoria, corrupción, violencia sexual y medioambiente fueron los países y las temáticas ganadoras de una velada ampliamente celebrada entre los profesionales de la comunicación y como parte del XI Festival Gabo que comenzó este viernes.

El español en todos sus acentos se escuchó en los pasillos del teatro de la capital colombiana, que por segundo año consecutivo acoge el Festival Gabo siendo consciente de que “por más que está lleno, faltan muchos”, como recordó el ilustrador y animador argentino Darío Adanti, fundador de Revista Mongolia, quien arrancó la noche con un monólogo.

De los 1.943 trabajos presentados, 15 fueron los finalistas en las 5 categorías del galardón -Texto, Cobertura, Imagen, Fotografía y Audio-, como “una demostración de que en Iberoamérica se hace periodismo de excelencia”, celebró el director de la Fundación Gabo, Jaime Abello Banfi.

RACISMO Y VIOLENCIA

El galardón de Texto se quedó en Colombia, por primera vez, gracias a una historia de Beatriz Valdés para El Espectador sobre el racismo y la violencia sexual que sufrieron mujeres afrocolombianas en el marco del conflicto. Valdés pidió seguir contando estas historias para “que la necesidad de reparación se materialice”.

“Ayacucho: Radiografía de homicidios”, una historia que pone en cuestión diez muertes en el marco de las protestas de Ayacucho (Perú) en diciembre de 2022, de Rosa Laura y César Prado Malca para de IDL Reporteros, fue la ganadora de la categoría Imagen, que premió “uno de los desafíos más grandes” de las carreras de sus autores.

MEDIOAMBIENTE, MEMORIA Y CORRUPCIÓN

Una investigación sobre la élite agroindustrial de Brasil que cría ganado en grandes haciendas en la Amazonía violando normas ambientales y laborales fue la premiada en Cobertura, un trabajo que sus autores dedicaron a “toda la gente que vive y trabaja para mantener el bosque en pie”.

“Aguante el periodismo narrativo, y aguante en América”, proclamaron los ganadores de Audio con el pódcast “Costa Nostra”, producida por La Maldita para Amazon Music (España) y que muestra el lado oculto de la mediterránea Costa del Sol.

El fotoperiodista español Santi Donaire agradeció a “las familias que abren la ventana del pasado, de la memoria, para que entre el aire” tras recibir el Premio Gabo en la categoría de Fotografía con su trabajo de más de seis años dedicado a documentar las consecuencias de los crímenes y violaciones de los derechos humanos cometidos durante el franquismo.

LOS HOMENAJES DE LA NOCHE

Por su parte, la periodista hondureña Jennifer Ávila recibió el galardón del Reconocimiento a la Excelencia del Premio Gabo de manos del cronista estadounidense Jon Lee Anderson, convirtiéndose en la más joven en recibirlo, y dijo que “el periodismo ha sido una terapia contra el olvido”.

También fue homenajeado el periodista francés Jean-François Fogel, quien presidió el Consejo Rector hasta su fallecimiento el pasado 19 de marzo, por ser uno de los pioneros de la transformación digital del periodismo y gran visionario del oficio.

Además, durante la gala se rechazó la condena en Guatemala al periodista José Rubén Zamora Marroquín, fundador de El Periódico y uno de los principales críticos de los gobiernos de ese país. Zamora fue condenado a seis años de prisión el pasado 14 de junio en un juicio repleto de irregularidades fuertemente criticado.

Su hijo José Zamora asistió a la ceremonia del Premio Gabo para denunciar que “se persigue a los periodistas y a las voces críticas que denuncian la corrupción, violaciones de derechos humanos y abusos de poder”. “En Guatemala hacer periodismo es un crimen”, lamentó.

El telón de estos premios, que se entregan como parte del Festival Gabo que comenzó este viernes y concluirá el domingo, se bajó en Bogotá pensando ya en el año de trabajos periodísticos que se viene por delante y que servirá de estímulo, de nuevo, para celebrar los mejores reportajes iberoamericanos.

Deja un mensaje /Leave a Reply