Jenny Durkan lidera la coalición de 40 alcaldes bipartidistas que solicitan a la Oficina del Censo una extensión

0
407
Seattle Mayor Jenny Durkan. (GeekWire Photo / Monica Nickelsburg)

SEATTLE (26 de marzo de 2020) – La alcaldesa Jenny A. Durkan envió una carta a la United States Census Bureau (Oficina del Censo de Estados Unidos) en la cual se solicita que dicha oficina extienda el plazo para el Censo del 2020 del 14 de agosto al 30 de septiembre de este año. El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, la alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot y el alcalde de San José, Sam Liccardo, también encabezaron esta carta. En total, 40 alcaldes bipartidistas de todo el país firmaron la carta en la cual se insta a la Census Bureau a extender el plazo del censo.

Entre el 12 y el 20 de marzo, las familias recibieron la primera de varias invitaciones para participar en el Censo del 2020. Esta invitación incluyó un código de identificación único que puede usarse para completar el censo en línea. Los residentes de Seattle pueden acceder en línea hoy mismo, con o sin el código, y completar el formulario del censo en www.my2020census.gov.

En la carta, los alcaldes expresaron que la pandemia de COVID-19 ha perjudicado la capacidad de las ciudades para realizar un recuento completo, seguro y preciso de su población. Debido a la suspensión obligatoria de las grandes reuniones y a las prácticas de distanciamiento social impuestas, las ciudades y las organizaciones asociadas, incluida la Census Bureau, han debido cancelar las reuniones, los talleres y los eventos comunitarios y vecinales, así como una variedad de operaciones de sondeo puerta a puerta. Puede leer la carta completa aquí.

“Aliento a todos los residentes de Seattle a completar el formulario del censo. Esta es una de las medidas más fundamentales que podemos tomar para garantizar que la ciudad obtenga los recursos que necesita. Seattle ha sido una de las ciudades de más rápido crecimiento de la última década, y el recuento del Censo del 2020 debe reflejar a los nuevos residentes”, afirmó la alcaldesa Durkam. “Sin embargo, no cabe duda de que la pandemia de COVID-19 ha amenazado nuestra capacidad para garantizar un recuento completo, seguro y preciso. Esto significa que cada uno de los residentes, independientemente de su entorno, podría experimentar una disminución en su poder de votación y en su representación política, así como en los beneficios federales que tanto le ha costado obtener y en los servicios esenciales, lo cual cambiaría la forma de nuestras comunidades durante generaciones. Sin el acceso equitativo a la banda ancha, cualquier rechazo a extender el plazo implicaría un recuento insuficiente histórico en el censo, pero confío en que este no es el objetivo ni del presidente ni de la Census Bureau”. 

“Desde el primer momento, la ciudad de Nueva York ha estado combatiendo la COVID-19 con una mano atada a la espalda. Es más importante que nunca que los neoyorquinos participen en el Censo del 2020 para garantizar que tengamos los recursos que nos corresponden legítimamente durante la próxima década”, afirmó el alcalde Bill de Blasio. “Insto a la Census Bureau a que extienda el período del censo para que se pueda contar a todos los estadounidenses sin arriesgar su salud y seguridad”.

“Alcanzar un recuento completo y preciso en el próximo Censo del 2020 es fundamental para el futuro de Chicago y para el de otras ciudades y pueblos de toda la nación. Si bien Chicago continúa completamente comprometida a alcanzar este objetivo, la realidad es que las circunstancias sin precedentes creadas por la crisis de la COVID-19 exigen que todos nos adaptemos, comenzando por la postergación del plazo para el censo hasta fines de septiembre. Esto les permitirá a los organismos gubernamentales y a innumerables socios locales realizar las actividades fundamentales de difusión para garantizar que se represente y contabilice a todos los residentes. Si el plazo no se posterga, se interrumpirá nuestra capacidad para recopilar los datos esenciales de la población nacional, determinar la representación adecuada en el Congreso y garantizar la financiación fundamental para todas las comunidades”, afirmó la alcaldesa Lori Lightfoot.

“San José es una de las ciudades más diversas de Estados Unidos, y habitualmente experimentamos un recuento deficiente en las iniciativas del censo”, manifestó el alcalde Sam Liccardo. “Sabemos que el censo es importante, no solo a la hora de determinar la representación política, sino también al garantizar que la ciudad reciba la parte que le corresponde de la financiación federal para la educación, la vivienda y los servicios sociales. La pandemia de COVID-19 ha desafiado nuestra capacidad para garantizar un recuento completo y, en San José, creemos que todas las personas son importantes. Esperamos que la Census Bureau esté de acuerdo”. 

En 2019, la ciudad de Seattle se asoció con el condado de King y la Seattle Foundation a fin de lanzar un Regional Census Fund (Fondo para el Censo Regional) de $1,5 millones para invertir en las organizaciones comunitarias locales que llevan a cabo la difusión y educación con respecto al censo, en especial para las comunidades de las que históricamente se realizó un recuento insuficiente. Gran parte de esas estrategias de difusión dependen de la comunicación e interacción directas y cara a cara con los residentes para alentarlos a participar en el censo y para superar las barreras en la participación que dan como resultado el recuento insuficiente de muchas comunidades.

Además, en el 2020 será la primera vez que el censo decenal se lleve a cabo principalmente en línea. Antes, los residentes recibían el cuestionario del censo por correo, lo completaban a mano y se lo devolvían a la Census Bureau, también por correo. Este año, los residentes recibieron una carta de dicha oficina en la cual se los alentaba a completar el formulario del censo en línea. Sin embargo, también puede solicitar una versión impresa o completarlo por teléfono.

Los datos del Pew Research Center demuestran que las minorías raciales, los adultos mayores, los residentes rurales y las personas con niveles más bajos de educación e ingresos tienen menos probabilidades de contar con un servicio de banda ancha en el hogar. Aproximadamente tres de cada diez adultos con ingresos familiares anuales por debajo de los $30 000 (29 %) no tienen un teléfono inteligente. Más de cuatro de cada diez personas no tienen servicios de banda ancha en el hogar (44 %) o una computadora tradicional (46 %). Esto pone de manifiesto la posibilidad de que se produzca un recuento insuficiente significativo de los grupos históricamente marginalizados si la difusión del censo solo se realiza de manera digital.

“Retrasar el censo garantizará que contabilicemos a todos. Es de una importancia fundamental que nos aseguremos de que la población en crecimiento de Seattle reciba los recursos federales para satisfacer las necesidades de nuestros residentes”, afirmó la presidenta del Consejo, M. Lorena González (puesto 9 a nivel de la ciudad). “En especial, es importante que tengamos más tiempo para comunicarnos con las comunidades de color, así como con las de personas indocumentadas e inmigrantes, de las que históricamente se realizó un recuento insuficiente. Sabemos que la crisis del coronavirus dificulta la difusión, por lo que es imperativo que todas las comunidades reciban el mensaje de que el censo es importante y contabilicen de forma segura a todos, sin importar su condición. Esto garantizará que las comunidades reciban la financiación para los servicios que necesitan para las escuelas, las carreteras y el acceso a la nutrición y a la atención médica, entre otros”. 

“El censo es más importante que nunca, especialmente en una época en la cual las ciudades y los estados necesitarán más recursos federales debido a los impactos de la pandemia”, afirmó la concejala Teresa Mosqueda (puesto 8 a nivel de la ciudad), y copresidenta del Seattle Census Task Force (Equipo de trabajo del censo de Seattle). “El gobierno federal debe retrasar el plazo para el censo, ya que existen prioridades contrapuestas, y la difusión es más difícil que nunca durante la pandemia. Si no lo retrasamos, estamos perjudicando a las comunidades de las que históricamente se realizó un recuento insuficiente, las cuales dependen los espacios de participación y reunión comunitarios para recibir información sobre el censo”.

“Insto a la Census Bureau a extender el plazo a fin de garantizar que las comunidades de las que históricamente se realizó un recuento insuficiente completen el censo”, afirmó Mahnaz Eshetu, directora ejecutiva de ReWA y copresidenta del Seattle Census Task Force. “Debido a la pandemia de COVID-19 y a los requisitos de distanciamiento social, debimos cancelar los talleres y la asistencia directa cara a cara relacionados con el censo para las comunidades marginadas. Necesitamos más tiempo para llevar a cabo la difusión y alentar a todos los residentes de nuestra gran ciudad a responder”.

Durante los últimos dos años, la ciudad de Seattle ha estado trabajando con empeño con sus socios a fin de prepararse para llevar a cabo un Censo del 2020 completo, seguro y preciso. En su discurso State of the City del 2020, la alcaldesa anunció nuevas medidas de preparación para el censo, incluida la creación de centros de asistencia para el censo en bibliotecas y centros comunitarios de todo Seattle. Estas iniciativas se suspendieron a causa de la pandemia de COVID-19 y la prohibición de reuniones públicas, que remarcan aún más la necesidad de retrasar el Censo del 2020.

Además, la ciudad ha realizado los siguientes esfuerzos a fin de prepararse para el Censo del 2020:

  • creación del Seattle Census Task Force para brindar asesoramiento sobre políticas y asistencia para las comunidades de las que históricamente se realizó un recuento insuficiente;
  • lanzamiento del primer Regional Census Fund con la Seattle Foundation y el condado de King para distribuir $1,5 millones entre las organizaciones comunitarias que funcionan como mensajeros confiables del censo;
  • lucha contra el intento antimigratorio de la administración de Trump por incluir una pregunta sobre la ciudadanía en el censo; 
  • inversión de $150 000 en medios de comunicación étnicos locales en asociación con el estado de Washington para ayudar a comunicarse con la comunidad y desarrollar confianza con esta;
  • continuación del trabajo con las organizaciones comunitarias y los departamentos de la ciudad a fin de garantizar que las personas tengan toda la información que necesitan para completar el censo;
  • activación de los enlaces comunitarios de la ciudad para proporcionar una estrategia de difusión digital del censo que sea específica y orientada.

Para obtener más información sobre las iniciativas de la ciudad de Seattle para garantizar un recuento completo, seguro y preciso en el Censo del 2020, visite www.seattlecensus.org. Si desea completar el formulario del Censo del 2020, visitemy2020Census.gov.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here