Un Reality Show llamado “The White House”

0
3052

Por David O. Brugés Solórzano

Nada más parecido a un Reality Show, fue la elección presidencial de los Estados Unidos en el 2016. Todo inicio en Junio de 2015, cuando el empresario y magnate de bienes raíces neoyorquino Donald J. Trump anunciara su aspiración presidencial en la torre que lleva su nombre.

El mismo Trump dueño de Miss Universo, conductor del reality show “The Apprentice”, constructor de rascacielos, casinos y campos de golf alrededor del mundo.

Con un historial de éxitos y fracasos empresariales, el señor Trump contra todo pronóstico, inicio su lucha por la nominación republicana.

Esta elección la gano con toda la maquinaria publicitaria y de redes sociales, a políticos de las entrañas del partido como lo son: el Ex Gobernador de la Florida Jeff Bush, Senador de la Florida Marco Rubio, Senador de Texas Ted Cruz.

Cada salida al público de Trump la convertía en un programa TV, conversaba con energía y miraba directo a las cámaras como lo suelen hacer los conductores de un programa de concurso. Los ataques directos a sus rivales de campaña, hacían que empalidecían y se salieran de casillas. Actitudes que recuerdan como actuaba frente a las cámaras cuando dirigía su reality show.

Además, culpo de todos los problemas y males de los Estados Unidos a los inmigrantes, en especial de los mexicanos a los que acusó de ser violadores y narcotraficantes. Todo esto hizo que en las encuestas de intención de voto subiera de una manera exponencial, aunque la gente no gustara de él, lo veían como un candidato sin ningún tipo de afiliación política, que buscaba luchar por el bien del pueblo americano.

Cuando gana la nominación del partido en Julio de 2016, siguió con su discurso nacionalista y lleno de odio hacia todo lo que no pensara igual que él, y aunque en la década pasada fue amigo de la Ex Secretaria de Estado Hillary Clinton, ataco de manera insistente la candidatura de esta.

La acuso de corrupta, de ser una mala persona y de comunista. Además, prometió si llegaba a la presidencia de enviarla a la cárcel, por culpa del mal manejo en los correos del Departamento de Estado.

Todo esto hizo que la popularidad del candidato presidencial siguiera en aumento, aunque a finales de la elección, sale una grabación en donde se escucha la voz de él hablando de manera despectiva de una presentadora de un programa diciendo que podía tener sexo con cualquier mujer por el ser una persona reconocida y de éxito en los negocios.

Este escándalo no afecto para nada el camino hacia la presidencia, y el 8 de Noviembre gana contra todo pronóstico.

El presentador del reality “The Apprentice”, sale victorioso de la contienda electoral y se posesiona como el sucesor de Barack Obama.

Por esta razón La Casa Blanca se convierte en el escenario del reality más complejo del mundo, con un anfitrión que dependiendo de su estado de ánimo actúa y hace juicios sin medir las consecuencias.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here