La vicepresidenta de EEUU hace una histórica visita a clínica de planificación familiar

0
209
Archivo. EFE/EPA/CHRIS KLEPONIS

Washington, 14 mar (EFE).- Kamala Harris, la primera mujer en la vicepresidencia de Estados Unidos, visitó este jueves una clínica de Planificación Familiar en Minnesota, un estado clave en la elección presidencial de este año en el cual el aborto es un asunto dominante.

“Una persona no necesita abandonar sus creencias religiosas para aceptar que el gobierno no debería decirle qué hacer con su cuerpo”, dijo Harris a los periodistas en una clínica de Planned Parenthood, la mayor organización proveedora de abortos en el país. “Debemos ser una nación que confía en las mujeres”.

Esta es la primera vez que una vicepresidenta realiza un evento con la prensa en una de estas clínicas, algo que tiene claros tintes electorales y que intenta colocar en el centro del debate un tema muy controvertido desde que el Tribunal Supremo tumbara en 2022 la sentencia que protegía el derecho al aborto a nivel federal.

“La gran mayoría de los estadounidenses comparte el sentimiento de que, aún si no están de acuerdo que ésta sea la mejor decisión para ellos, están de acuerdo con que otras personas sufran como están sufriendo”, añadió la vicepresidenta después de un recorrido por la clínica en la ciudad de Minneapolis.

Hace casi dos años el Tribunal Supremo de Justicia anuló su fallo de 1973 que protegía el aborto, y el asunto ha quedado en manos de las legislaturas de cada estado entre los cuales más de una veintena han aprobado leyes que restringen ese procedimiento.

“En nuestro país encaramos una crisis muy grave en el cuidado de la salud, que afecta a mucha gente desde que el Tribunal Supremo arrebató a las mujeres de un derecho constitucional reconocido”, afirmó Harris.

La polémica nacional acerca de la legalidad del aborto ha beneficiado políticamente al Partido Demócrata contribuyendo a sus victorias en las elecciones legislativas y estatales de 2022 y 2023.

“Hay estados en los que los extremistas han propuesto y aprobado leyes que han negado a las mujeres el acceso a su salud reproductiva”, añadió.

La vicepresidenta dijo que ha escuchado historias “acerca de mujeres que han tenido un aborto en inodoros, mujeres a las que se les ha negado el cuidado de emergencia porque el personal en la sala de emergencia tiene miedo de que, por las leyes en ese estado, puedan ser acusados de un crimen”.

Desde el fallo del Tribunal Supremo y la promulgación de leyes que restringen el aborto en varios estados, Minnesota se ha convertido en uno de los estados a donde más viajan mujeres que buscan interrumpir el embarazo.

Deja un mensaje /Leave a Reply