Un peluche mexicano creado por personas con discapacidad anima conciertos 

0
295

Puebla (México), 10 sep (EFE).- Detrás de los famosos muñecos de peluche del personaje “Dr. Simi”, que fanáticos mexicanos han “entregado” en conciertos a artistas como Rosalía, Coldplay, Iron Maiden y Los Tigres del Norte, hay una historia de inclusión en el céntrico estado de Puebla, donde cerca de 400 personas con discapacidad los fabrican.

La historia comenzó en 2021, cuando una fanática de la cantautora noruega Aurora, en un festival de rock en Ciudad de México le lanzó uno de estos peluches con leyendas escritas en la bata del muñeco.

Luego llegó un segundo lanzamiento en Toronto dirigido a Lady Gaga; pero este “regalo” cobró más auge en México en los últimos meses con la cantante española Rosalía, quien en sus conciertos en el Auditorio Nacional recibió unos 20 muñecos. Otras bandas como Coldplay, The Strokes, The Killers, Franz Ferdinand y más recientemente los metaleros de Iron Maiden, también recibieron el peluche.

Los muñecos son arrojados desde la gradería al escenario y los músicos y artistas los han recibido con agrado aunque otros los han rechazado y devuelto al público.

Para octubre se presentará la banda de rock alemana Rammstein en el Foro Sol de la Ciudad de México y sus fanáticos solicitaron a los asistentes que no arrojen al “médico de juguete”, debido a que estarán grabando un DVD, pero los mexicanos aseguran que el muñeco estará presente.

PERSONAS CON DISCAPACIDAD CREAN LA MAGIA

Nadie podría imaginar que este peculiar muñeco saliera de la farmacia a la fama, debido a que es la imagen de una farmacéutica de medicamentos genéricos o no patentes con sucursales en todo México.

Este personaje es gordito, vestido de doctor, de grandes ojos, poco cabello y gran bigote, y su figura al paso de los años se ha hecho famosa por tener botargas que bailan a fuera de cada sucursal a diferentes ritmos musicales, esto al parecer dio la idea de crear unas pequeñas réplicas de 30 centímetros vestido con diferentes atuendos para ofrecer a sus clientes. 

Pero estos pequeños personajes no son una maquila más, ya que son creados por personas con discapacidad desde hace 17 años en el estado central mexicano de Puebla, en la empresa CINIA.

Esta empresa se dedica a fortalecer las actividades de las personas con capacidades diferentes y adentrarlos al mundo laboral: el 90 % de su planta la componen personas con discapacidad intelectual, motriz, auditiva o sensorial. 

Estos peluches son creados de manera artesanal, debido a que llevan un proceso escalonado y en línea.

Todo comienza con el corte de las telas para los más de 25 diseños que existen, ya que puede estar vestido del tradicional doctor, o con vestimenta de indígena huichol, astronauta, mariachi, beisbolista, futbolista, vikingo, campesino, cineasta, estudiante, chef, entre otros modelos que han causado sensación. 

Tras los cortes de tela, las tareas se distribuyen entre los trabajadores, unos cosen a máquina los zapatos, piernas y brazos y rostros.

Precisamente el rostro es la única parte que se trabaja con una bordadora, en tanto, otros trabajan las piezas necesarias para armar la vestimenta.

Ya cuando el muñeco queda “armado”, pasa al área de relleno, donde con una material de reciclaje que da la apariencia de algodón comienzan a rellenar al muñeco.

TRABAJADORES ORGULLOSOS

Los trabajadores coincidieron en que el favorito de los clientes es el muñeco doctor que ellos elaboran y que de manera “clásica” está vestido con pantalón blanco, zapatos negros, bata de doctor y corbata azul.

Esta figura deja donativos para la empresa CINIA, ya que el 100% de todas las ganancias son destinadas para seguir apoyando a personas con discapacidad. 

Carmen Méndez, trabajadora con discapacidad motriz, compartió con Efe que lleva 16 años laborando en la empresa y se siente muy orgullosa de ser una persona productiva que puede ayudar con los gastos de su casa. 

Contó que ella utiliza máquina de coser para unir las piezas de los zapatos y en ocasiones las piezas que se unen para crear la bata de laboratorio. 

“Le doy gracias a Dios por las personas que han creído en mí, han confiado, ya tengo 16 años trabajando, me han tratado muy bien, me siento a gusto y muy contenta, puedo mantenerme y ayudar con los gastos en casa”.

En tanto, Fernando Fernández, trabajador con discapacidad intelectual, contó que le toca trabajar las orejas, las caras y los zapatos del muñeco, es decir que “voltea” la pieza para que las costuras queden al interior y no se vean, y así puedan pasar al área de detallado y al relleno.

Los tres años en la empresa han hecho que Fernando aprenda varias actividades y las ponga en práctica diariamente.

Por su parte, Concepción Hernández, trabajadora con discapacidad intelectual, dijo muy contenta que fue “capacitada para poder utilizar la máquina de coser” y apoyar la producción de este muñeco, debido a que antes solo hacía banderas mexicanas para los festejos patrios. 

La Gerente de Marketing y Comunicaciones de CINIA en México, Samantha Henriquez contó a Efe que aceptan a las personas con cualquier discapacidad “menos la flojera”, debido a que se busca mejorar su calidad de vida en los entornos social y laboral. 

“Creo que está en la actitud de cada persona el seguir echándole ganas a la vida que las oportunidades te muestras, aquí en CINIA, se ve cómo personas con discapacidad pueden día a día enfrentar cualquier adversidad y disfrutar mucho de su trabajo, a los compañeros, y hay muchos que se nos emparejan y sobre todo tienen una vida laboral y social”, finalizó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here