Obispo apela al catolicismo de Biden para que no retome “Quédate en México”

0
250

Miami, 25 oct (EFE).- El obispo de El Paso, Mark J. Seitz, apeló al catolicismo del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y le pidió que no retome el polémico programa “Quédate en México”, que está previsto que la Casa Blanca vuelva a poner en marcha en noviembre próximo.

En declaraciones recogidas este lunes por la organización Catholic Legal Immigration Network (CLINIC), Seitz instó a Biden a poner en marcha en la frontera políticas que “defiendan el valor y la dignidad de todo ser humano” y que no recupere “Quédate en México”, que ha obligado a decenas de miles de solicitantes de asilo a permanecer en el país vecino mientras esperaban que se resolviese su pedido.

“Presidente Biden, como una persona que valora su fe católica y el líder de nuestro país, le imploro que actúe de inmediato para poner fin a ‘Quédate en México'”, dijo Seitz sobre esta medida creada en 2019 por el predecesor del demócrata, el republicano Donald Trump, con el objetivo de reducir el flujo migratorio que llegaba a la frontera sur.

Poco después de llegar a la Casa Blanca en enero pasado, Biden ordenó suspender este programa, formalmente denominado Protocolo de Protección de Migrantes (MPP), pero un juez le ordenó reponerlo debido a que se produjeron irregularidades en su cierre.

El Gobierno alega que se ve obligado a retomar MPP por este motivo, aunque activistas consideran que desde que el magistrado se pronunció en este sentido, en agosto pasado, la Administración Biden ha tenido tiempo suficiente para volver a cerrarlo siguiendo las pautas marcadas por el juez.

Sin entrar en cuestiones legales, el obispo apuntó directamente a la fe católica de Biden para decirle que la “palabra de Dios sobre cómo debemos tratar a las personas obligadas a migrar es clara: debemos acoger y proteger”.

El obispo de El Paso, uno de los puertos de entrada al país con mayor número de solicitantes de asilo a los que se les aplicó MPP, le hizo saber a Biden que ha visto de primera mano el impacto de “políticas desastrosas de disuasión en la frontera” como MPP.

Seitz también instó a Biden a cancelar tanto MPP como el Título 42, media de emergencia médica que ha permitido expulsar en el último año a más de un millón de migrantes y solicitantes de asilo de manera inmediata bajo el argumento del riesgo de contagio de la covid-19.

En su opinión, estas dos medidas causan un “sufrimiento innecesario” a los solicitantes de asilo.

“Es hora de sanar, de restaurar nuestro compromiso con el asilo y, en palabras del Santo Padre, avanzar ‘hacia un nosotros cada vez más amplio'”, dijo.

Precisamente, el papa Francisco pidió este domingo a la comunidad internacional un acuerdo compartido y duradero para gestionar los flujos de migrantes, refugiados y solicitantes de asilo que llegan a Europa por el mar Mediterráneo y que ponga fin a la devolución de estas personas a países no seguros.

En cumplimiento de MPP, unos 70.000 solicitantes de asilo en la frontera sur fueron devueltos a México, donde, según un estudio de la organización Human Rights First se registraron 6.356 informes de secuestros y otros ataques, incluidas denuncias de violación, trata de personas y asaltos armados violentos contra solicitantes de asilo.

El presidente y la primera dama Jill Biden se reunirán con el papa Francisco el viernes 29 de octubre en el Vaticano en el marco de la visita del mandatario a Roma para participar en la conferencia del G20, que se realizará en la capital italiana los días 30 y 31 de octubre.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here