Republicanos ofrecen reforma migratoria sin ciudadanía a los indocumentados

0
333

Miami, 17 mar (EFE News).- Un grupo de republicanos presentaron este miércoles un proyecto de ley en la Cámara de Representantes que daría estatus legal, pero no ciudadanía, a los indocumentados que viven en el país y a cambio de reforzar la frontera, reformar el sistema de asilo y hacer obligatorio el programa E-Verify.
La antigua periodista y actual representante por Florida María Elvira Salazar, que lidera este grupo de conservadores, aseguró en conferencia de prensa que los demócratas saben que su reforma migratoria impulsada por el presidente, Joe Biden, “nunca se convertirá en ley” tal y como está redactada.
Por ello, apostó por un proyecto de ley centrado en proteger a los “soñadores” y ofrecer “soluciones prácticas” para los trabajadores indocumentados, sin darles acceso a la ciudadanía, al tiempo que se atienden las demandas de los republicanos de una mayor seguridad fronteriza y reformar el sistema de asilo.
“Los principios delineados en mi plan ayudarán a conseguir dignidad y redención a nuestra población indocumentada mientras trabajamos para asegurar nuestra frontera”, dijo Salazar en un comunicado.
El plan de los republicanos, que están en minoría en la Cámara de Representantes, donde este jueves se votan otros dos proyectos de ley en materia migratoria, proporcionaría un camino de 10 años hacia un estatus legal renovable para indocumentados sin antecedentes criminales, la ampliación de visas agrícolas y un estatus legal “inmediato” para los “soñadores”.
De convertirse en ley, la iniciativa republicana denominada “Plan dignidad” haría obligatorio el uso del programa federal E-Verify, que permite a los negocios verificar si la persona que está solicitando empleo cuenta con autorización para trabajar legalmente en Estados Unidos.
Salazar visitó esta semana la frontera con México junto con otros colegas de bancada y allí denunció la que, en su opinión, es la principal causa del aumento de inmigrantes en las últimas semanas: la decisión de Biden de finiquitar buena parte de las medidas antiinmigrantes de su predecesor, Donald Trump.
Sin embargo, el incremento de la llegada de inmigrantes, que en febrero pasado superaron los 100.000 detenidos en la frontera, se viene produciendo de manera casi lineal desde la primavera pasada, cuando Trump estaba todavía en el poder.
Este jueves está previsto que vaya a votación en la Cámara de Representantes dos proyectos de ley que, de ser aprobados, darían la oportunidad a obtener la ciudadanía para millones de inmigrantes.
El primero de ellos, la “Ley de Promesa y Sueño de EE.UU.” (H.R.6), abriría una senda para la legalización y ciudadanía a más de 700.000 “soñadores” y unos 400.000 migrantes amparados por el Estatus de Protección Oficial (TPS).
El segundo, titulado “Ley de Modernización de la Fuerza Laboral Agrícola” (H.R. 1603), daría permisos de residencia y trabajo permanentes para cientos de miles de trabajadores agrícolas.
Los proyectos van en paralelo a la reforma integral de Biden, que busca resolver la situación de unos 11 millones de indocumentados y que ya se presentó en ambas cámaras del Congreso, aunque hay serias dudas de que pueda conseguir el voto favorable del Senado, donde los demócratas necesitarían convencer a por lo menos 10 republicanos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here