Los bancos de EEUU acuden a por liquidez pese a sus mensajes de tranquilidad

0
156
Un hombre saca dinero de un cajero automático en una sucursal del Bank of America en Times Square, Nueva York. EFE/Andrew Gombert/Archivo

Nueva York, 17 mar (EFE).- El parón económico global causado por el coronavirus está poniendo a prueba todos los sectores en EEUU, incluido el financiero, que sufrió este lunes su peor jornada en bolsa en 11 años y cuyos bancos han empezado ya a hacer uso de la “ventanilla de descuentos” ofrecida por la Reserva Federal para mejorar liquidez pese a que algunos creen no necesitarlo.
El Foro de Servicios Financieros, una plataforma compuesta por ocho de los principales bancos estadounidenses, confirmaba a principios de semana que estaba haciendo uso de esta herramienta propuesta por la Fed y que permite el acceso a préstamos a corto plazo en condiciones muy ventajosas.
Los miembros del foro, que agrupa entre otros a Bank of America, Citigroup, Goldman Sachs, JP Morgan Chase y Morgan Stanley, anunciaron que ya están “accediendo a fondos de la ventanilla de descuento para insistir a las instituciones financieras de todos los tamaños en que deben usar la herramienta para satisfacer las necesidades de liquidez de los clientes durante este período difícil”.
El lunes, la Fed anunció que la “ventanilla” está ideada para conceder “préstamos a corto plazo a los bancos” y apoyar “la liquidez y la estabilidad del sistema bancario”, proporcionando “acceso inmediato” a la financiación para apoyar “el flujo suave de crédito a los hogares y las empresas”.
La “ventanilla de descuento” es parte del paquete de medidas excepcionales introducidas por la Fed y el tesoro de Estados Unidos para aumentar la liquidez de los mercados financieros, ante las tensiones generadas por la rápida expansión del coronavirus.
Entre el jueves y el viernes pasados, la Fed realizó inyecciones por un importe de 1.500 millones de dólares y el domingo lanzó todo su arsenal monetario, con un nuevo recorte de tipos de interés de un punto hasta el 0 % y otra inyección de liquidez de 700.000 millones en activos, a la que ayer, martes, sumó una nueva de 500.000 millones.
La Reserva Federal también animó a los bancos a usar esta “ventanilla de descuento” para que “puedan continuar apoyando a hogares y empresas”.
Paralelamente, los bancos han intentado lanzar un mensaje de tranquilidad, asegurando que a pesar de acceder a este producto ofertado por la Fed todos ellos gozan de una “liquidez sustancial y múltiples fuentes de financiación”.
Pero lo cierto es que el vicepresidente de la agencia de calificación Moody’s, Joseph Pucella, aseguró que su agencia ha cambiado la perspectiva del sistema bancario de EE. UU. a negativo desde estable “para reflejar la creciente presión en el entorno operativo de los bancos y el riesgo de los activos por la interrupción continua de la actividad económica y comercial debido al coronavirus”.
En declaraciones al canal de televisión CNBC, el analista Wilfred Frost explicó, por su parte, que dos de las ocho entidades, cuyo nombre no desveló, dejaron claro que harían uso de la oportunidad ofrecida por la Fed porque la institución había insistido, no porque lo necesitaran, y remarcó que los bancos “no están desesperadamente necesitados de liquidez”.
En línea con la búsqueda de liquidez, este lunes los ocho bancos del Foro anunciaron que suspenderán las recompras de acciones hasta la segunda mitad de 2020, y que se centrarán en emplear su capital y su liquidez para respaldar la economía.
Como ejemplo de la importancia de estas recompras, uno de los miembros de este foro financiero, JPMorgan (el banco más grande del mundo), dedicó 6.000 millones de dólares netos a la recompra de acciones en el último cuatrimestre de 2019.
En este sentido, el analista financiero David Long, citado por el medio especializado Market Watch, aseguró que la reducción de los tipos de interés “será negativa para casi todos los bancos” y se reflejará en los beneficios por acción de los próximos resultados económicos.
En lo que va de año, las acciones de instituciones financieras como JPMorgan y Morgan Stanley han caído más de un 25 %, mientras que las de Citi se han hundido más de un 36 %.
El presidente estadounidense, Donald Trump, reconoció este lunes que es “posible” que la economía de EE.UU. se encamine a una recesión ante la magnitud de las medidas adoptadas para frenar la expansión de la epidemia y el propio JPMorgan Chase actualizó recientemente sus previsiones económicas para incluir la incertidumbre y la “súbita parada” introducida por la aparición del coronavirus.
La entidad financiera calculó que el PIB de EE.UU. se puede contraer un 2 % en el primer trimestre y un 3 % en el segundo. Asimismo, constató que las condiciones financieras “se están contrayendo profundamente a medida que la percepción de la calidad de crédito” se deteriora en diferentes activos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here