Todos los niños deben tener la oportunidad de tener una buena salud bucal

0
249

Por Estela Ortega y Diane Oakes.

Nos ocupamos de la salud de los niños de nuestra comunidad. Por lo tanto, debería preocuparnos que haya tantos niños con enfermedades bucales prevenibles. Escuchamos una y otra vez historias de niños que deben ser operados debido a una caries dental extensa y dolorosa.

Si bien los problemas de salud bucal afectan a personas de todas las comunidades, hay encuestas que demuestran que estas enfermedades son más comunes en comunidades de color y entre personas de ingresos bajos.

El Departamento de Salud del estado de Washington descubrió que, en todo el estado, el 15 % de los niños hispanos tienen caries dentales no tratadas en comparación con el 10 % de los niños caucásicos. En el condado de King, los niños latinos tienen el índice más alto de caries endémica, definida como caries en siete o más dientes, en comparación con los niños asiáticos o blancos no hispanos.

Estas disparidades en materia de salud no son aceptables.  Claramente, se necesitan más acciones para aumentar el acceso a la prevención y al tratamiento temprano de las enfermedades dentales, especialmente en las comunidades que están en mayor riesgo.  Todos los niños merecen un comienzo de vida en igualdad de condiciones y eso incluye el acceso al cuidado de la salud dental.

Los niños que sufren de dolor en sus dientes tienen más dificultades para aprender, comer alimentos nutritivos, dormir, comunicarse y socializar con otros niños. Es muy importante recibir atención dental cuando una mujer está embarazada porque los gérmenes infecciosos que provocan las caries se pueden transmitir por la saliva (por lo general, de la madre al bebé) al compartir alimentos, cubiertos e incluso besos. Los problemas de salud bucal también generan complicaciones en el embarazo, incluso bebés con bajo peso al nacer.

Por lo general, los dientes de leche no reciben la atención que merecen, pero las caries a esa edad pueden derivar en caries en la adultez. Los problemas de salud bucal pueden evitar que los adultos obtengan un buen empleo o se desempeñen bien en el trabajo.  Además, las enfermedades bucales están relacionadas con la diabetes, las enfermedades cardíacas, los accidentes cerebrovasculares y las complicaciones en el embarazo.

Es importante realizar chequeos y exámenes periódicamente para identificar y atender los problemas antes de que empeoren. Esto significa que todos, en todas las comunidades, necesitan acceder a atención dental preventiva.

Aun así, a veces es difícil encontrar un odontólogo que acepte su seguro. Muchas personas reúnen los requisitos para Apple Health (Medicaid), que cubre varios procedimientos dentales. Pero en el último año, solo aproximadamente el 40 % de los 2.1 millones de personas en este estado se inscribieron en Apple Health y solo el 23 % de los adultos tuvo una consulta con un odontólogo.  Y solamente el 54 % de los niños de bajos ingresos asistió a una cita con un odontólogo en el último año.

Esto debe cambiar.  Todos merecen acceso a la atención dental necesaria para mantenerse saludables, aprender y convertirse en adultos productivos.

Las herramientas en línea como las que se encuentran en https://www.themightymouth.org pueden ayudarlo a conectarse con un odontólogo en su comunidad que acepte su seguro, incluido Apple Health.

Necesitamos insistir en que aquellos encargados de formular políticas, incluidos los legisladores estatales y los funcionarios elegidos localmente, apoyen los programas que funcionan, como por ejemplo el programa Acceso a Odontología para Bebés y Niños (Access to Baby and Child Dentistry, ABCD), que conecta a los niños de bajos ingresos con la atención dental. Necesitamos ampliar los programas que ofrecen opciones de tarifas a escala gradual para las personas que no tienen seguro y mejorar los servicios que conectan a las personas de todas las edades y culturas con la atención dental.

También es importante la alimentación saludable, particularmente evitar bebidas azucaradas que pueden dañar especialmente los dientes. Muchas bebidas populares, incluso las que se comercializan como “saludables” o “naturales”, contienen enormes cantidades de azúcar. Por ejemplo, el jugo de naranja y las bebidas deportivas contienen tanta azúcar como las gaseosas.  En lugar de bebidas azucaradas, debemos alentar a familiares y amigos a beber agua cuando tengan sed, ya que el agua fluorada es lo mejor. El agua es buena para la salud bucal y la salud en general.

Nadie debería padecer enfermedades bucales que son dolorosas y que se pueden evitar casi por completo. La prevención y el tratamiento tempranos son esenciales para que los problemas dentales no se conviertan en algo más costoso y peligroso.

Al garantizar que todas las personas tengan acceso a la atención dental, podemos mejorar la salud bucal y la salud general de toda la comunidad.

———————————————————————————–

Estela Ortega es directora ejecutiva de Centro de la Raza.  Diane Oakes es presidenta y CEO de Arcora Foundation, la fundación de Delta Dental de Washington.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here