Un sueño casi realidad

0
484

SOUNDERS vs REAL SALT LAKE

Por Mario Prieto. El Mundo US.

La temporada MLS 2019 para los Sounders fue más bien un viaje en un Roller Coaster con subidas, bajadas, caídas sin sabercuándo se iba a terminar todo ese sufrir, y a pesar de todo eso; hoy están a la espera de quienes van a ser los oponentes para coronarse – o no – Campeones de la Zona Oeste, esperando al Campeón de la zona Este para llegar una vez más a otra final de la MLS 2019.

Al principio de la temporada en los comienzos del mes de marzo, Sounders eran imparables, y ya se hablaba de que era el equipo a considerarlo como candidato a llegar muy lejos.

Jugaron los primeros 6 partidos sin ver la derrota, ganando 5 y empatando 1, mostrando poderío en la cancha, con juego bien coordinado, bien plantado dentro del campo de juego, y convirtiendo 14 goles y recibiendo solo 5.

Cuando estaban llegando a la cima de la montaña rusa – Roller Coaster – ahí fue cuando empezaron a caer de forma descontrolada donde vieron la derrota en 5 oportunidades, 4 empates, y solo 3 partidos ganados por la mínima diferencia.

Luego comenzaron las lesiones de sus estrellas, el llamado a los partidos internacionales de FIFA, y el equipo quedo quebrado, desarmado; donde el cuerpo técnico tuvo que recurrir a jugadores jóvenes de la academia, otros salían del banco por primera vez haciendo una mezcla con los pocos titulares que habían quedado en casa.

Ahí fue cuando los Sounders ya estaban dando las peores vueltas, curvas, caídas de este Roller Coaster 2019 consiguiendo solamente 2 victorias, 2 empates, y 2 perdidos.

Sounders estaban a más de la mitad de la temporada ubicados en la posición número 6, de las 7 posiciones que había adoptado la MLS como el nuevo formato de clasificación para entrar y poder jugar las eliminatorias entre el Este y el Oeste y poder llegar a las instancias finales de la MLS Cup 2019.

De ahí en adelante, Sounders habían entrado en la parte suave de ese Roller Coaster, donde todos sus jugadores lesionados se recuperaron, la fecha FIFA había terminado y sus estrellas estaban todas en casa, que para los Sounders representaban casi la mitad de sus titulares.

El técnico Brian Schmetzer pudo contar en estos partidos importantes con su plantel preferido, y comenzó a sumar puntos de a 3, a escalar la montaña de a poco, a subir posiciones que antes nadie las daba como posible de lograr dada las circunstancias.

Seattle llega a la final de la temporada regular ubicándose en la segunda posición del Oeste, con grandes propuestas a ser nuevamente el equipo a temer, el equipo a soñar y de poder verlo en otra final de la MLS, y con grandes chances de que si eso ocurriera tal vez pudieran tener la ventaja de ser los dueños de casa en esa final soñada.

Comienzan los partidos de eliminación directa, donde ahora y siguiendo el nuevo formato de la MLS se jugaría a un solo partido de VIDA o MUERTE, futbolísticamente hablando.

En todas las temporadas anteriores se jugaron un partido de ida y otro de vuelta, y eso producía casi 2 meses más de duración donde se entraba a jugar en los peores meses del invierno, muchos viajes largos, y hasta con cancelación de vuelos por el clima, además se mesclaban con los juegos de la temporada oficial del futbol profesional o la NFL.

En estos partidos de ganar o quedar eliminados en el primer encuentro, Sounders dejaron en el camino de la eliminación a FC Dallas como la primera víctima en un partido lleno de goles, emociones y no apto para cardiacos.

Sounders habían sacado la ventaja de 2 goles a 0 en los primeros 20 minutos de juego, luego fueron sorprendidos por la reacción de Dallas que le empataron el encuentro a 2 en tan solo 10 minutos, y ya casi en los minutos finales del “ganar o quedas afuera” Seattle convierte el 3 a 2 a tan solo minutos del final del encuentro, pero para la sorpresa de los 40 mil aficionados Dallas le empata el partido enviándolos al alargue de 30 minutos fatales – Morir o Gana –

En ese encuentro el joven delantero Jordan Morris convirtió 3 goles de calidad, dándole el pase a Seattle en el minuto 114 del alargue, el otro gol fue convertido por el peruano Raúl Ruidíaz, viendo una vez más una actuación de alto calibre del uruguayo y Capitán Nico Lodeiro.

La segunda víctima de Seattle fue este pasado miércoles a las 7 de la tarde cuando elimino al Real Salt Lake en otro partido emocionante donde casi 40 mil aficionados se dieron cita en un dia laboral, abriendo el tanteador Svensson, luego de recibir un tiro de esquina ejecutado por Lodeiro conectando un fuerte golpe de cabeza abajo junto al poste izquierdo del veterano golero Rimando, que cumpliendo sus 40 años de edad se retiraba del profesionalismo al término del encuentro recibiendo el cariño y el aplauso de los aficionados de Seattle en reconocimiento a su carrera brillante en la MLS, así como el golero titular de la Selección de los Estados Unidos.

El segundo gol de alto calibre fue conseguido por Lodeiro faltando apenas unos minutos para la finalización del encuentro al recibir un pase en profundidad colocando el balón hacia el poste opuesto de Rimando que nada pudo hacer para controlar el balón dejando el tanteador final en 2 a 0 eliminando a Dallas.

Habiendo culminado este partido el miércoles 23 de octubre, Sounders estaba a la espera de los resultados de los otros partidos que se jugaban el próximo día jueves para ver quién sería su próxima víctima del encuentro entre LA. Galaxy de Zlatan o el LAFC de Carlos Vela.

Sounders enfrentaran al LAFC el próximo día martes 29 de octubre a las 7 de la tarde luego de haber destrozado al LA Galaxy de los mellizos Schelotto, así como también de Zlatan Ibrahimovich, siendo los responsables de ese triunfo abultado de 5 goles a 3 nada más ni nada menos que un trio de atacantes imparables formados por el ya coronado como el mejor jugador de toda la temporada; el mexicano Carlos Vela, seguido por los Uruguayos Diego Rossi y Brian Rodríguez.

Seattle nunca le ha podido ganar al LAFC, y este resultado de hoy dejo un poco de preocupación a la Organización Sounders y todos los aficionados que esperaban un resultado diferente porque si hubiese sido el LA Galaxy el ganador Sounders jugaría en su propio estadio de la ciudad de Seattle.

Esperemos tener buenas noticias la semana que viene, y ver a los Sounders llegar a su tercera participación como finalista de la MLS Cup en los últimos 4 años.

SUERTE…

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here