Atlanta United defenderá el título de campeón de la MLS, con Sporting como gran rival

0
229

Houston, 1 mar (EFE).- La acción llega de nuevo a la Liga Profesional de Fútbol de Estados Unidos (MLS) con el inicio este sábado de la vigésimo cuarta temporada, que tendrá como gran novedad la llegada de una nueva franquicia, la del FC Cincinnati.
El nuevo equipo de expansión hace también que la liga alcance el número simbólico de 24 equipos que lucharán por conseguir el título de campeón, que la pasada temporada consiguió el Atlanta United, en apenas su segundo año en la competición, tras vencer en la final por 2-0 a los Timbers de Portland.
Sin duda será el equipo a batir, a pesar de que dentro de la organización se han dado importantes cambios con la marcha del entrenador argentino Gerardo ‘Tata’ Martino, nuevo seleccionador de México, y su puesto ha sido cubierto por el holandés Frank de Boer.
También dejó el equipo el jugador con mayor proyección futbolística como lo es el centrocampista paraguayo Miguel Almirón, de 25 años, que se fue a la Liga Premier con el Newcastle que entrena el español Rafael Benítez.
Su puesto fue ocupado por otro jugador sudamericano, el argentino Gonzalo ‘Pity’ Martínez, mientras que el resto de la plantilla se mantuvo con sus jugadores estelares encabezados por el delantero venezolano Josef Martínez, quien la pasada temporada batió toda las marcas de la MLS con 34 goles y fue Botín de Oro.
Junto al Atlanta United, en la Conferencia Este su rival más directo será de nuevo el de los Red Bulls de Nueva York, que mantiene también el núcleo de la plantilla de la pasada temporada, liderada por el argentino Alejandro ‘Kaku’ Gamarra y con la que lograron la mejor marca durante la competición regular.
Dentro de la Conferencia Oeste el gran favorito a acabar primero en la clasificación es el Sporting Kansas City, con el entrenador Peter Vermes al frente de una plantilla en la que no hay ninguna estrella, pero sí es la más equilibrada de la MLS y en la que destaca la clase del delantero húngaro Daniel Salloi, de 22 años.
Mientras, los otros 21 equipos que configuran esta temporada la competición de la MLS han trabajado también en la formación de plantillas que puedan ser competitivas.
En el proceso, jugadores importantes dejaron la competición, mientras que ha llegado nuevo talento y algunas figuras de relieve que buscan seguir su carrera profesional en Estados Unidos.
Dentro de las bajas más significativas están la del delantero español David Villa, del New York City, uno de los mejores jugadores en la historia de la MLS, que recibió una gran oferta económica del fútbol japonés y su única asignatura pendiente fue la de no conseguir el título de liga.
Quien sí lo consiguió fue el delantero italiano Sebastián Giovinco con el Toronto FC (2017), pero al final el equipo canadiense, cuando llegó la hora de renovarle su contrato, no quiso pagarle los más de ocho millones de dólares que pedía por temporada y lo traspasó al Al-Hilal de la Liga Profesional de Arabia Saudita.
Lo propio sucedió con el centrocampista español Víctor Sánchez, un producto de la cantera del Barcelona, el jugador más técnico en la historia del Toronto FC y que también se fue al fútbol árabe al fichar por el Al-Arabi SC de Qatar.
Sin Villa, Giovinco y Sánchez, la MLS perdió a los tres jugadores extranjeros que mejor fútbol desplegaban en el campo y siempre daban espectáculo.
También se fue parte del talento joven que había en la liga como el centrocampista Taylor Adams (Red Bulls, 19 años), que fichó por el RB Leipzig de la Bundesliga alemana.
Antes ya se había ido también al fútbol germano el delantero canadiense de 18 años Alphonso Davies, de los Whitecaps de Vancouver, por quien el Bayern Munich pagó 22 millones de dólares de traspaso.
Davies se proyectaba como el delantero de mayor futuro dentro de la MLS de cara a convertirse en la figura que pudiese darle identidad propia a la liga, que todavía se queda con jóvenes valores como Nick Lima (San José), Djordje Mihailovic (Chicago Fire), Corey Baird (Real Salt Lake) y Jonathan Lewis (New York City FC), todos llamados ya a la selección mayor de Estados Unidos.
Entre las nuevas adquisiciones que han llegado esta temporada a la MLS destacan las del portugués Nani, que fichó con Orlando City; el rumano Alexandru Mitrita, que tiene la misión de ocupar la vacante dejado por Villa; el mexicano Marco Fabián, que será el nuevo Jugador Designado con el Union de Filadelfia, y el joven argentino Lucas Rodríguez, quien ha llegado al D.C. United.
Todos ellos se van a unir a las figuras que siguen en la MLS como el alemán Sebastian Schweinsteiger (Fire Chicago), el mexicano Carlos Vela (LAFC), el argentino Lucho Acosta, el inglés Wayne Rooney (D.C.United), el colombiano Darwin Quintero (Minnesota United), el argentino Diego Valeri (Portland), el uruguayo Nicolás Lodeiro y el peruano Raul Ruidiaz (Seattle Sounders).
Pero si habrá una figura estelar será el delantero internacional sueco Zlatan Ibrahimovic, que se ha quedado con el Galaxy de Los Angeles como nuevo Jugador Designado en detrimento del mexicano Giovani dos Santos, que la pierde, mientras que su hermano Jonathan la mantiene junto con el francés Romain Alessandrini.
El escandinavo tiene además el aliciente de estar dirigido por el nuevo entrenador del Galaxy, el argentino Guillermo Barros Schelotto, que dejó al Boca Juniors para volver a la MLS, donde ya triunfo como jugador con el Crew de Columbus.
Otra cara nueva en los banquillos de la MLS será la de su compatriota Matías Almeyda, que salió de las Chivas del Guadalajara, uno de los históricos del fútbol de México, para dirigir a los Earthquakes de San José, que están entre los peores de la liga, y con quienes inicia un nuevo proceso de reconstrucción.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here