Lo cortés no quita lo valiente

0
439

La polarización política conlleva a la agresión

Por Gustavo Montoya

Las elecciones de medio término están casi a su fin.  El tiempo de votar terminó, y dos estados a nivel nacional continúan su conteo electoral. Las elecciones han tenido alta participación histórica donde pocos predecían que fuera a suceder; Florida y Georgia todavía están disputando el conteo electoral de votos para sus futuros gobernadores y hasta el momento de esta columna editorial, varios estados del oeste del país todavía tienen un conteo en proceso de votos ausentes en 8 posiciones para la Cámara de Representantes de los Estados Unidos.

Han sido casi dos años de intenso conflicto político desde la victoria presidencial de Donald J. Trump, y las elecciones generales de medio término 2018 han sido extremadamente reñidas. Los números en muchos distritos electorales son de casi 50/50 por ciento de votos a favor de cada partido, mostrando la evidencia de una división clara y política en todo el país.

Si usted siente que su posición ideológica está en ataque, sus sentimientos son correctos.  Si usted siente que desea ser más directo en expresar sus ideas por encima de la de su oponente, sus sentimientos son correctos.  La polarización política entre los dos partidos nacionales demócrata y republicano, es la más alta desde los últimos 30 años; según algunos historiadores políticos, el nivel de polarización es cercano a la de los tiempos de la guerra civil en la época de Lincoln.   Realmente es preocupante la intensidad de esta polarización ya que conlleva a la intensidad de conflictos y agresividad entre las comunidades.  El nuevo reporte del FBI de esta semana, muestra un incremento del 15% en crímenes de odio por razones de etnicidad, religión, o ideología política durante el primer año de presidencia de Donald J. Trump. Pero en mi estimación, lo más preocupante es la falta de diversidad latente en el partido Republicano del Estado de  Washington porque ya no es solamente la diferencia de ideas; es la diferencia de ideas amarradas a una política que discrimina hacia un grupo de personas queriendo tomar ventaja con su poder en base a su raza.  Con el respecto de los demócratas y republicanos en posiciones de liderazgo en nuestro estado, deseo reportarles que estuve presente en las dos fiestas políticas de la noche electoral del 2018, y lo que vi fue preocupante.  En Bellevue la reunión de los Demócratas tenía más de 800 personas a mi vista con un rango de diversidad en edades que iba desde bebes en brazos y todas las etnicidades imaginables; niños, jóvenes, adultos, personas de la tercera edad, personas incapacitadas, y veteranos de Guerra de nuestras fuerzas armadas convivían en los comicios electorales.  En Issaquah en contraste, la reunión de Republicanos se realizo en una pequeña sala donde tal vez 50 personas estábamos presentes y un tercio de los asistentes pertenecíamos a medios periodísticos.  Desafortunadamente no vi la misma diversidad y eso es exactamente lo preocupante para el partido Republicano.

El color de piel, la orientación sexual, o la creencia religiosa no deben definir un partido, y es claro que la percepción que el partido Republicano está proyectando actualmente hacia todo el público es la imagen de intolerancia.  Defender y promover un líder en la Casa Blanca que está en la línea borde del fascismo y potencialmente de la obstrucción a investigaciones por estar encima de la ley es preocupante.  Se percibe como si el partido Republicano ha sido secuestrado por el Presidente Trump y los líderes del partido acomodan sus intereses de lealtad partidista por encima de sus valores.  Tengo muchos amigos cuyas afiliaciones e ideas se alinean con el partido Republicano, pero yo los conozco bien y a sus familias y puedo decir con certeza que son personas que abrazan las ideas de Lincoln y son personas de valores de tolerancia en todo sentido.   También tengo muchos amigos cuyos intereses y afiliaciones van con el partido Demócrata, y también abrazan las ideas de Lincoln y son personas que creen en la tolerancia en todo sentido.

Me siento bendecido por tener fantásticas amistades de muchas partes del país, de muchas etnicidades, y de diferentes afiliaciones religiosas o políticas. Tal vez por eso es que pienso que es importante empezar a trabajar en mantener un mensaje de inclusión en todo y para todos.  Lo cortés no quita lo valiente.  La imposición de las leyes no debe dejar que nuestra compasión desaparezca. Y sobre todo, la diferencia de ideas debe estimular la tolerancia de las mismas para una convivencia saludable en comunidad.  Siempre hay una opción para hablar y discutir vigorosamente sin violencia y sin trampa.  La pérdida de vidas por odio recientemente y en la historia del país es una tragedia.  Con más respeto y tolerancia podemos evitar tanta polarización y prevenir la agresión y el odio que sigue creciendo en nuestras comunidades.

Politica. El Mundo US.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here