EUA desmantela banda que usaba “call centers” para extorsionar

0
2095

Washington, 27 Oct (Notimex).- El Departamento de Justicia informó hoy que detuvo y acusó a más de 50 personas sospechosas de participar en una red trasnacional que, a través de centros de llamadas en India, estafó cientos de millones de dólares a miles de personas en Estados Unidos.

La organización criminal, a través de los famosos “call centers”, realizó llamadas a miles de víctimas potenciales, en especial a inmigrantes y adultos mayores, a quienes hacía creer que se trataba del Servicio de Impuestos Internos (IRS) o del Servicio de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos.

Según la acusación, presentada luego de una investigación de tres años, los operadores de los centros de llamadas amenazaban a las posibles víctimas con detención, encarcelamiento, multas o deportación si no pagaban impuestos o sanciones al gobierno.

Si las víctimas accedían a pagar, los centros de llamadas utilizaban luego una red de cómplices, con sede en Estados Unidos, para liquidar y lavar los fondos extorsionados lo más rápido posible a través de la compra de tarjetas de débito prepagadas o a través de transferencias bancarias.

En rueda de prensa, ofrecida este jueves en Washington, fiscales federales anunciaron que fueron acusadas 61 personas, se arrestó a 20 Estados Unidos y 32 en India, por su presunta participación en esta organización criminal.

Además informaron que fueron confiscados y clausurados cinco centros de llamadas en el país asiático por su presunta participación en este fraude.

La acusación fue emitida por un gran jurado en la Corte Federal del Distrito Sur de Texas el pasado 19 de octubre y en ella se responsabilizó a los sospechosos de conspiración para cometer robo de identidad, falsa personificación de un oficial de Estados Unidos, fraude electrónico y lavado de dinero.

La organización criminal utilizaba el sistema de transferencia de dinero conocido como “hawalas”, en la que los fondos se transfieren a nivel internacional fuera del sistema bancario formal.

De esta forma era posible enviar el dinero que había sido recaudado extorsionando a personas en Estados Unidos.

Según la acusación, uno de los centros de llamadas logró extorsionar 12 mil 300 dólares a una mujer de 85 años, residente en San Diego, California, después de haberla amenazado con ser detenida si no pagaba ficticias violaciones a impuestos.

El mismo día que ella fue extorsionada, uno de los acusados en Estados Unidos supuestamente utilizó una tarjeta de débito recargable financiada con el dinero de la víctima para comprar órdenes de pago en Frisco, Texas.

La acusación también sostiene que los acusados lograron 136 mil dólares tras extorsionar a una persona en Hayward, California, a la que llamaron varias veces durante 20 días, haciéndose pasar por agentes del IRS, y exigir el pago por presuntos violaciones de impuestos.

La víctima era enviada a comprar tarjetas de valor almacenado, desde las cuales los acusados hacían transferencias a tarjetas de débito recargables. La víctima adquirió un total de 276 tarjetas de valor almacenado.

“El anuncio de la acusación y las detenciones que hicimos hoy demuestra el compromiso del Departamento de Justicia para identificar y procesar a los individuos detrás de estos esquemas de suplantación y telefraude, que buscan sacar provecho de la explotación de algunos de los miembros más vulnerables de nuestras comunidades”, dijo la procuradora federal adjunta, Leslie R. Caldwell.

“Este es un problema trasnacional y muestra que los criminales modernos se dirigen a los estadunidenses, tanto desde el interior de nuestras fronteras, como desde el extranjero”, alertó.

El procurador federal para el sureste de Texas, Kenneth Magidson, dijo que “esta acusación servirá no solo para buscar la condena de los involucrados, sino que también enviará un mensaje a todo el mundo, de que nadie está a salvo de ser procesado por participar en este tipo de fraudes generalizados transnacionales”.

“Estamos muy atentos cuando se utilizan los nombres de las agencias del gobierno de Estados Unidos para perpetuar un fraude con el propósito de victimizar a tantos ciudadanos estadunidenses inocentes”, indicó Magidson.

Deja un mensaje /Leave a Reply