Cuando Solari dio su primer punto a Simeone

0
378

Madrid, 8 feb (EFE).- Diego Pablo Simeone y Santiago Hernán Solari, entrenadores enfrentados este sábado en el derbi entre Atlético de Madrid y Real Madrid, compartieron vestuario en 2009, donde el hoy técnico blanco dio con un gol su primer punto al rojiblanco, que debutaba al frente del San Lorenzo de Almagro.
Fue en abril de 2009 cuando los que serán este sábado protagonistas del ‘derbi’ del Wanda Metropolitano coincidieron en el mismo vestuario, en un momento complicado para el San Lorenzo, el equipo del Papa Francisco, ubicado en el popular barrio de Boedo en Buenos Aires.
Simeone llegó al San Lorenzo como solución de urgencia tras haber dimitido Miguel Ángel Russo. El ‘Cholo’ estaba en sus primeros años como técnico, pero ya tenía en su palmarés dos torneos locales con Estudiantes de La Plata (2006) y River Plate (2008), de donde había salido meses antes por los malos resultados.
Por su parte, el ‘Indiecito’ Solari, mote que “heredó” de su tío el exentrenador del Tenerife Jorge ‘Indio’ Solari, apuraba por entonces las últimas etapas de su carrera futbolística, que le había llevado del descenso del Atlético en el año 2000 al Real Madrid de los ‘Galácticos’, pasando por el Inter de Milán, desde el cual llegó al conjunto porteño, por entonces penúltimo en el torneo argentino.
El primer envite de Simeone en el San Lorenzo fue contra el Racing de Avellaneda, el equipo en el que el ‘Cholo’ se retiró y del que es aficionado, en el ‘Nuevo Gasómetro’ de Buenos Aires. Allí se presentó un Simeone que, diez años atrás, lucía el mismo aspecto que hoy utiliza en la banda del Metropolitano: traje y camisa negros.
Tras una primera parte de poco fútbol y una segunda con las primeras ocasiones para el Racing, San Lorenzo encontró el gol en una pared entre Solari y el delantero Christian Gómez, en un control un poco largo del centrocampista, que lo enmendó con un fuerte zurdazo. Luego el defensor racinguista Matías Martínez daría la igualada al Racing, pero el gol de Solari permitía sumar su primer punto a Simeone al frente de su nuevo equipo.
No duró mucho la convivencia de ambos en el conjunto ‘santo’, ya que Solari se desvinculó del San Lorenzo para marcharse al Atlante mexicano unos meses después. Simeone siguió un año hasta que realizó su primera aventura europea como técnico, en el Catania italiano.
Esta misma temporada, Simeone rememoró aquel pasaje a propósito de la llegada de Solari como entrenador blanco a finales de octubre para sustituir a Julen Lopetegui.
“Con él tuvimos una relación muy buena en San Lorenzo en el final de su carrera. Tengo un gran recuerdo y un gran afecto por él. Como persona desearle lo mejor”, manifestó Simeone el pasado mes de noviembre
Le respondió Solari poco después: “Al Cholo lo quiero, lo respeto y lo admiro. Ha sido mi entrenador también y es un fantástico entrenador”.
Este sábado, los dos se medirán por primera vez como entrenadores, con lo que protagonizarán un derbi madrileño dirigido por técnicos argentinos 24 años después del último duelo entre Atlético de Madrid y Real Madrid con dos entrenadores albicelestes.
Hay que remontarse al 15 de abril de 1995 y al estadio Vicente Calderón, hoy en trámites de demolición, para encontrar la última vez que dos argentinos protagonizaron un derbi madrileño en los banquillos: fueron Alfio Basile en el banquillo rojiblanco y Jorge Valdano en el madridista.
El partido acabó 0-2, con doblete del chileno Iván Zamorano, a la postre máximo goleador de aquella Liga en la que el Real Madrid se proclamó campeón después de cuatro años de sequía (dos de ellos las llamadas ‘ligas de Tenerife’, con Valdano en el banquillo chicharrero), y en la que el Atlético completó un curso decepcionante en el decimocuarto puesto, con cuatro técnicos en un año, aunque el siguiente sería el del ‘Doblete’ de Liga y Copa.
Nada que ver con la situación actual, en la que el Atlético defiende el segundo puesto de LaLiga Santander a seis puntos del líder, el Barcelona, y con dos de ventaja sobre su rival ciudadano, que solo ha logrado ganarle en uno de sus últimos once duelos ligueros, con cuatro victorias, seis empates y una sola derrota, en noviembre de 2016 en el Calderón (0-3).
Incluyendo los enfrentamientos europeos, donde el Real Madrid ha sido el muro para el Atlético en dos finales de la Liga de Campeones, una semifinal y unos cuartos, el balance está más repartido: tres victorias, cinco empates y cuatro derrotas en los últimos doce partidos.
Simeone es el último eslabón de una cadena de técnicos argentinos en el Atlético en la que figuran Carlos Bianchi, Basile, Jorge D’Alessandro, Iselín Santos Ovejero, Ramón Heredia, José Pastoriza, César Luis Menotti, Juan Carlos Lorenzo, Helenio Herrera y Lino Taioli.
El ‘Cholo’, heredero de una tendencia latinoamericana evidente en el banquillo rojiblanco, ha trascendido a sus antecesores -incluyendo al ‘Toto’ Lorenzo, el entrenador de la final de Copa de Europa perdida en 1974 ante el Bayern Múnich’- al ser capaz de cambiar una dinámica negativa del club hasta su fase más ganadora, con dos Ligas Europa y dos Supercopas europeas, una Liga, una Copa del Rey, una Supercopa de España y dos finales europeas perdidas ante el Real.
Para Solari, la situación es completamente distinta, ya que su acceso a su actual posición, primero en situación de interinidad y después ratificado hasta 2021, parte de la necesidad de un técnico tras la destitución de Julen Lopetegui en el mes de octubre.
El entrenador rosarino sigue la línea de Jorge Valdano, Alfredo Di Stéfano, que fue técnico blanco en dos etapas (1982-84 y 1990-91) y Luis Carniglia (también dos épocas, 1957-59 y 1959), una veta argentina menos presente en el club de Chamartín respecto a su rival ciudadano.
Simeone y Solari no solo comparten nacionalidad en el pasaporte, también un paso por el Atlético como jugadores: el ‘Cholo’ lo fue en dos etapas (1994-97 y 2003-05) en las que fue líder para la hinchada; mientras que Solari pasó un temporada y media por el antiguo Manzanares (1999-2000) siendo su segunda campaña la del descenso a Segunda División, tras la cual fue contratado por el rival madridista para formar parte del equipo de los ‘Galácticos’.
En la nueva casa rojiblanca, el Wanda Metropolitano, Simeone y Solari medirán el actual estado de sus equipos y sus aspiraciones de desafiar al líder, el Barcelona, contra el que el Real Madrid logró un ilusionante empate (1-1) en la ida de semifinales de la Copa del Rey disputada el miércoles en el Camp Nou.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here