Un año o dos de espera

0
65

Por Horacio Ahumada

El número de migrantes que pudiese llegar a tocar las puertas de las fronteras entre México y los Estados Unidos pudiera ser más de diez mil, para ello hay dos situaciones, la primera es que no se sabe si van a llegar todos a un mismo punto fronterizo o se separaran en puntos distintos,  y como lo dije anteriormente hay más de una veintena de pasos fronterizos; la segunda situación es donde van a estar la mayoría mientras se les da por la oportunidad que brinda la ley de Asilo estadounidense de que tiene que atender toda solicitud que se le presente. Voy a enfocarme en la segunda situación, imaginémonos que miles estarían llegando digamos a Nogales, Sonora, México donde hay dos puntos de entrada, ok, imaginémonos que por supuesto escogerían el que está en el mero centro de los dos Nogales llamado Deconcini, ya que ahí hay baños, restaurantes, refresquerías, etc., pero no hay donde dormir y creo que miles y miles de migrantes traerían un caos terrible de circulación de personas y vehículos hacia los Estados Unidos y por ende creo que lo cerrarían por seguridad. No me imagino una ciudad de Nogales con este tremendo problemón, además aparte de ser demasiado lento el servicio de los agentes de migración, no podrían atender a la totalidad de solicitantes en un mes, sin embargo no tengo ni la menor idea de cómo solicitaran en orden una entrevista de Credibilidad del Miedo al solicitante, si hay formas de hacerlo, si se les van a repartir, o solamente tendrán que presentarse con ficha de turno o como dicen en mi barrio, “a la brava” no tengo las más mínima idea porque ni siquiera son responsabilidad de la migración mexicana el organizar tal evento, si de los diez mil, cinco mil optaran por la frontera de Nogales, además donde dormirían porque Nogales es de clima extremosamente frio y lluvioso, ni los hoteles alrededor alcanzarían a dar hospedaje y menos por lo menos un mes, ya que creo que no traen dinero para este tipo de gasto, ahora será México quien tenga quiera o no lidiar con este gran problemón. Imaginemos a una familia que logró obtener una entrevista por un agente de inmigración, si el agente le cree su historia pasará a formarse a la fila de los que tendrán que iniciar un proceso de asilo y si el agente no le creyó pasaran a formar un proceso de deportación, esto ya es en terreno estadounidense donde el presidente Trump ya dijo que construiría una ciudad de tiendas de campaña y que no separaría a los menores de sus padres para así no cometer el mismo error anterior. Preguntome yo si hay los suficientes Jueces de inmigración y salas para correr los casos de Asilo y Deportación en Nogales, Arizona, la respuesta lógica es que no, entonces cuanto tiempo estarán en casas de campañas para aceptados y deportados mientras llegan sus sentencias finales? De veras esto es demasiado serio y por supuesto que todo el mundo estaremos observando cada día y paso a pasó esta terrible situación. GRACIAS.

Migración. El Mundo US.

Deja un mensaje /Leave a Reply