Temperaturas altas, mareas bajas

0
117

OLYMPIA – El Departamento de Salud del Estado de Washington (DOH) recomienda a los recolectores de mariscos recreacionales a tomar más precauciones esta semana, durante la cual se esperan temperaturas altas y mareas extremadamente bajas. La combinación de mareas bajas al mediodía con las temperaturas altas puede producir un crecimiento rápido de la bacteria Vibrio parahaemolyticus, lo que aumenta el riesgo de enfermedad para las personas que consumen ostras crudas o poco cocidas.

Tener en cuenta y respetar las tres “C” (consultar, congelar y cocinar) puede prevenir la enfermedad causada por el consumo de mariscos.

·       Consultar el Mapa de seguridad de mariscos del DOH (enlace solo en inglés) antes

de ir a la playa para determinar si hay áreas cerradas. Los mariscos recolectados en áreas abiertas y autorizadas deben recogerse cuando se aleja la marea.

·       Congelar rápidamente. Llevar una hielera cargada con hielo. Luego de recolectar las ostras, se deben poner en hielo o refrigerar lo antes posible.

·       Cocinar a 145 °F (62.7 °C) durante 15 segundos para eliminar la bacteria Vibrio.

El DOH ha recibido informes de vibriosis en personas que comieron ostras crudas o poco cocidas que ellos mismos recolectaron. La bacteria vibrio parahaemolyticus se encuentra de forma natural en el ambiente y prospera en temperaturas cálidas.

“Hemos tenido un verano muy caluroso. Es importante que los recolectores recreacionales sigan estos pasos sencillos para mantenerse sanos”, expresó Joe Laxson, director de la Oficina de Salud y Seguridad Ambiental.

Los síntomas de vibriosis incluyen diarrea, cólicos abdominales, náuseas, vómitos, dolor de cabeza, fiebre y escalofríos. La enfermedad por lo general es leve o moderada, y sigue su curso de 2 a 3 días.

Deja un mensaje /Leave a Reply