Fiscal Sessions urge acciones “dramáticas” contra emergencia por opiáceos

0
314

Miami, 8 feb (EFEUSA).- El fiscal general Jeff Sessions urgió hoy a tomar medidas “dramáticas” para enfrentar la crisis de opiáceos en el país, que ocasionó la muerte de más de 42.000 personas en 2016, al dar inicio a una cumbre sobre el tema en Miami.
“Las cosas han cambiado y nosotros tenemos que cambiar”, expresó el fiscal al señalar que la lucha contra estas drogas debe ser “prioridad nacional tanto del Presidente, como el Congreso y los estadounidenses”.
Sessions manifestó que la Cumbre sobre los Opioides, que reúne hoy en Miami a representantes de agencias federales de seguridad, salud pública y justicia, entre otras, es la oportunidad para idear medidas que eviten las muertes por sobredosis, que alcanzan las 116 diarias según datos oficiales.
“Esta es una gran amenaza para nosotros. Es algo que nunca hemos visto antes”, reiteró el fiscal durante la apertura del foro, que se lleva a cabo en el Comando Sur de Estados Unidos (Southcom).
Sessions recalcó que se trata de la crisis de drogas más letal en la historia del país y que los opiáceos ocasionan la gran mayoría de los fallecimientos por sobredosis.
Según el Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS), de los más de 64.000 muertos por esta causa en 2016, más de 42.000 fueron por opiáceos tanto para prescripción médica como los que se preparan “en la calle” mezclados con heroína o cocaína, e incluso con metanfetaminas.
James Walsh, subsecretario interino de la Oficina de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley (INL) de EE.UU. y uno de los participantes de la cumbre, se mostró preocupado de esas mezclas mortales y por la venta del fentanilo por internet.
“Se vende en la ‘Dark Web’ (la internet oscura), y dado que las ganancias se distribuyen a través de bitcoin o cualquier otra criptomoneda, es una nueva manera, y eso es lo que más nos preocupa, que tenemos casi un nuevo paradigma o un nuevo modelo de negocio”, expresó Walsh a Efe.
El fentanilo es un analgésico sintético de la familia de los opiáceos similar a la morfina, pero es de 50 a 100 veces más potente, y está clasificado en Lista II, la más restringida de todas las drogas legales aprobadas.
Al respecto, el fiscal Sessions hizo también un llamado a los médicos a tener cuidados al prescribir las dosis adecuadas de esta droga, porque no hacerlo es “criminal”.
El fentanilo lleva en la calle los nombres de Apache, China Girl, China White, Dance Fever, Friend, Goodfella y Jackpot, entre otros, y suele estar mezclado con otras drogas ilícitas.
“La crisis de opiáceos me recuerda a los días de ‘Cocaine Cowboys’ (Vaqueros de la cocaína) en los años ochenta en Miami”, se lamentó Sessions al aludir al auge del narcotráfico en esta ciudad del sur de Florida.
Al respecto, el fiscal recalcó que todas las instancias del gobierno deben tomar medidas “dramáticas” para controlar la “emergencia de salud pública” decretada en octubre pasado por el presidente Donald Trump, como se hizo durante la bonanza de la cocaína que llegaba principalmente de Colombia.
Según datos de la cumbre, la mortalidad por sobredosis de drogas es como si cada 21 días ocurriera de nuevo un ataque terrorista como el del 11 de septiembre 2001, que dejó más de 3.000 muertos en la ciudades de Nueva York y Washington y el estado de Pensilvania.
El impacto económico de esta crisis llega a los 504.000 millones de dólares, según cifras oficiales.
Sessions señaló que esta reunión de hoy da seguimiento a otras con sus homólogos de México, Colombia y los países del Triángulo Norte de Centroamérica, para crear importantes iniciativas conjuntas para detener el tráfico de estas drogas.
De igual forma con líderes de China, que es el principal país de origen del fentanilo que llega a estados Unidos.
A fines de 2017 el NCHS publicó el informe “Mortalidad en los Estados Unidos: 2016” en el que destaca que la esperanza de vida al nacer decreció de los 78,7 años de 2015 a los 78,6 de 2016, a pesar de que la tasa general de mortalidad ajustada a la edad descendió un 0,6 % en el mismo periodo.
Uno de los principales factores de ese empeoramiento de la esperanza de vida es el problema de las drogas en EE.UU., según los especialistas.
La mortalidad por sobredosis de drogas en 2016 aumentó un 21 %, en comparación con 2015, de acuerdo con el NCHS.

Deja un mensaje /Leave a Reply