México alarga hasta 2024 la exención de aranceles de la canasta básica contra la inflación

0
391
Fotografía de archivo de comerciantes que ofrecen sus productos en el Mercado de Jamaica, en la Ciudad de México (México). EFE/ Isaac Esquivel

Ciudad de México, 27 dic (EFE).- El Gobierno mexicano aplazó este miércoles, hasta diciembre de 2024, la exención de aranceles a productos importados que conforman la canasta básica para combatir la inflación, que repuntó en el último trimestre del año.
El Diario Oficial de la Federación (DOF) publicó este miércoles la prolongación del ‘Decreto por el que se exenta el pago de arancel de importación y se otorgan facilidades administrativas a diversas mercancías de la canasta básica y de consumo básico de las familias’.
Este decreto se publicó el 6 de enero del año pasado y desde entonces se ha extendido el 18 de mayo, el 23 de junio y ahora.
La medida eximirá los impuestos de importación de las “empresas importadoras de productos de la canasta básica registradas en el ‘Padrón de Importadores de Productos de la Canasta Básica’, que acrediten haber celebrado un contrato para la adquisición de las mercancías referidas”.
La canasta básica se conforma de manera histórica por 24 productos en México, aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador prometió ampliar la lista a 40 como parte de su Paquete contra la inflación y la carestía (Pacic), como señala la página web oficial de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).
Entre ellos están el maíz, arroz, frijol, azúcar, harina de maíz enriquecida, aceite vegetal comestible, atún, sardina, leche, chiles envasados, café soluble, sal de mesa, avena, pasta para sopa, harina de trigo, chocolate, galletas, lentejas, jabón de lavandería, y de tocador, papel higiénico, detergente en polvo, y crema dental.
La lista la complementan la carne de res, tostadas, pan de caja y de dulce, huevo fresco, carne de puerco, pescado seco, agua purificada, golosina de amaranto o cacahuate, puré de tomate envasado, carne de pollo, frutas deshidratadas, jamaica y tamarindo naturales, y concentrados sin azúcar para elaboración de bebidas.
Por último, están la gelatina; los garbanzos, chícharos y soya; el cuadro básico de frutas y verduras, y las baterías.
El decreto se publica después de que la tasa de inflación general mexicana subió en la primera quincena de diciembre al 4,46 % anual, por encima de las expectativas del mercado y de la meta del Banco de México, que es del 3 %.
El dato representa tres quincenas consecutivas de ascenso tras el índice de 4,32 % de todo noviembre y después de haber terminado en 2022 con una subida del 7,82 %, el mayor nivel en los últimos 20 años.

Deja un mensaje /Leave a Reply