Los caballos, la gran pasión de Jokic

0
361
El centro de los Denver Nuggets, Nikola Jokic, en una foto de archivo.EFE/EPA/ALLISON CENA

Belgrado, 26 may (EFE).- Nikola Jokic ha liderado a los Denver Nuggets hasta las finales de la NBA. Las primeras para jugador y franquicia. El dos veces MVP de la temporada regular es un hombre sencillo. Sus vacaciones las pasa en su Serbia natal, donde se ocupa de un rancho de caballos. Invirtió 1 millón de para la reconstrucción del modesto hipódromo de Sombor.

En Sombor, una ciudad de 50.000 habitantes situada a unos 200 kilómetros al noroeste de Belgrado, el jugador de 28 años mantiene una yeguada, junto a la que suele pasar su tiempo libre antes y después de la temporada de la NBA.

Con su familia siempre cerca pero lejos de cualquier publicidad, el jugador observa cada paso de sus animales y se ocupa de su bienestar, sea en Estados Unidos o en Serbia durante sus vacaciones.

Según la prensa serbia, cuando sus compañeros de los Nuggets lo ven concentrado y con emoción mirando la pantalla de su teléfono móvil, saben que Jokic está viendo la situación en su yeguada.

Conociendo su pasión por los caballos y el deporte hípico, los entrenadores y directivos de los Nuggets le prepararon el año pasado una sorpresa al traer a Sombor, sin que Jokic lo supiese, el premio de MVP de la temporada para entregárselo en su establo.

“Me gustaría tal vez poder pasar un poco más tiempo con los caballos, ver las carreras”, dijo entonces Jokic, al que le fascinan desde los caballos desde la infancia.

El jugador ha heredado ese amor de su padre, Branislav Jokic, ingeniero de agricultura y presidente del club ecuestre local “Vojvodjanin”.

“Antes de ir a la escuela, Nikola iba primero al establo para limpiarlo y estar con los caballos. Me decía que quería ser caballerizo cuando sea mayor”, contó una vez su padre, quien prefería que su hijo se dedicase al baloncesto, como sus dos hermanos mayores.

La yeguada de Jokic lleva el nombre de “Dream Catcher”, según su primer caballo, y quizás por la identificación consigo mismo, quien cumple sus “dreams” (sueños) en la NBA, donde tiene un contrato de 272 millones de dólares para el período entre 2023 y 2027.

Con ingresos de ese tipo, el jugador no tiene problemas para invertir hasta un millón de euros para la reconstrucción del modesto hipódromo de Sombor, para acercarlo a los estándares internacionales.

“La idea es edificar las gradas, reconstruir los establos, los espacios adyacentes, el restaurante y el potrero”, explicó el padre Jokic a la prensa local.

El enorme talento de Jokic lo llevó por su altura (2.11) al baloncesto, primero al club local Vojvodina y luego al Mega de Belgrado.

En 2014, con solo 19 años fue elegido por los Nuggets en la segunda ronda del draft, en el puesto 41, aunque antes de debutar en 2015 en la NBA jugó otro año más en el Mega de Belgrado, siendo MVP de la liga ABA esa temporada.

El dos veces MVP de la NBA (2021 y 2022) es actualmente la mayor figura del deporte en Serbia, junto con el tenista Novak Djokovic.

“Djokovic representa a Serbia a un nivel mucho más grande, es nuestro embajador. Es el ídolo de los niños en Serbia, no sólo por lo que hace en la cancha sino también por lo que hace su fundación. Es un ejemplo. No puedo compararme con él”, reconoció una vez Jokic.

Sin embargo, por sus más recientes éxitos, con un triple doble (29,9 puntos, 13,3 rebotes y 10,3 asistencias) de media en los 15 partidos de los playoffs este año, la prensa deportiva de su país lo describe como “un serbio mágico, el hombre que mueve los límites”.

Snezana Stanojevic

Deja un mensaje /Leave a Reply