Acusan a padre e hijo mexicanos de masivo contrabando de drogas en Colorado y California

0
520
Archivo. EFE/ Rodrigo Sura

Denver (CO), 19 may (EFE).-El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció este viernes que un padre y su hijo, ambos mexicanos, enfrentan numerosos cargos por supuestamente liderar un grupo de más de 20 traficantes que contrabandeaban drogas entre México y Colorado vía California.

Según el comunicado oficial, Juan Demetrio Villalpando Domínguez, 63 y residente en California, junto con su hijo (del mismo nombre y de 36 años, residente en México) supervisaban una “empresa delictiva” dedicada a distribuir drogas en Colorado y a trasladar los fondos obtenidos por el ilícito a California, donde Villalpando Domínguez los recibía y los transfería a su hijo en México.

La fiscalía federal sostiene que Villalpando hijo, apodado “Junior”, ocupó el puesto de “organizador, supervisor y gestor” de las operaciones que incluían a otras 20 personas ya identificadas y otras dos sólo conocidas por sus apodos.

En su documento, los fiscales adjuntos Cyrus Chung y Alexander Duncan indicaron que los Villalpando y los otros 22 sospechosos ahora formalmente acusados habrían supuestamente participado en la distribución de más de 400 gramos de fentanilo, más de 50 gramos de metanfetamina, y unos 500 gramos de una mezcla de una sustancia que contiene metanfetamina y un kilogramo de heroína.

A pesar de esas cantidades relativamente pequeñas de sustancias controladas, la fiscalía federal calificó al grupo delictivo como “narcotraficantes de alto nivel, lavadores de dinero, pandilleros y organización criminal transnacional.”

En Colorado, las autoridades presentaron cargos contra Susana Elizabeth Carreño-Hernández, Luis Daniel Feliciano De Jesús, Alberto Cervantes-Salazar, Xiomara Faith Fabres, José Abel Otero-Correa, Ian Michael Payne Jr., Uriel Flores, Stephanie Saavedra, y Juan Antonio Serrano López.

Los acusados en México son José Ezequiel Alvarado-Villarreal, Abymelec Álvarez-Miranda, Manuel Campos, Víctor Edel Sandoval-Portela, Leonel Villarreal-Olivas, Cesar Octavio Vega Chacón y Yulissa Aleli Castaneda Medrano.

El sospechoso, José Antonio Sánchez-Olmedo, es de Nevada y José Misael Alcaraz Cortez de California. Mientras tanto, se desconoce el lugar de residencia de Erasmo Franco-Gutiérrez y de Christian Mercado. A la vez, los otros dos acusados sólo se conocen como “UM-5548” y “Ayon”.

Según los archivos de la Corte Federal de Apelaciones del Noveno Distrito un hombre con el mismo nombre de Villalpando padre había sido declarado culpable en 1996 de traficar entre 125 y 250 kilogramos de cocaína desde México a California, pero el DOJ no confirmó si se trataba de la misma persona.

Deja un mensaje /Leave a Reply