Mujeres mexicanas van ganando terreno en el mundo de la ciencia

0
1143

Monterrey (México) 10 de febrero (EFE).- De Marie Curie, pionera de las mujeres en la ciencia a la actualidad, las féminas han recorrido un largo camino en este campo y han ido conquistando espacios, y lo mismo se reproduce también en México.

Marion Emilie Genevieve, doctora en Inmunología y Biología de Sistemas, así como investigadora en el Centro de Biotecnología-FEMSA, del Tecnológico de Monterrey, y la estudiante de Ingeniería Química de esa misma institución, Celine Rojas Schröter, compartieron con EFE sus experiencias como “mujeres de ciencia”.

Genevieve relató que el detonante para acercarse a la especialidad de Inmunología y Biología de Sistemas fue un episodio familiar cuando su madre fue diagnosticada con cáncer y tras el tratamiento con quimioterapia su organismo quedó muy debilitado.

Al ver la condición de su progenitora pensó que podría hacerse algo para mejorar la condición de ese tipo de pacientes.

“Cuando mi mamá se enfermó le dieron quimioterapia y eso le curó el cáncer, pero también le bajó los niveles de células inmunes que se llaman neutrófilos y tuvo una episodio de una infección”, recordó.

Mencionó que desde entonces lo que ha hecho durante su doctorado y que sigue realizando como investigadora en el Centro de Biotecnología-FEMSA es producir neutrófilos, lo cual forma parte de un ambicioso proyecto “porque la transfusión de neutrófilos es algo que no existe”.

“Transfundimos sangre, plasma y así, pero la transfusión de neutrófilos no existe. Hay muchas barreras que estamos rompiendo poco a poquito. Producimos neutrófilos humanos a partir de células de cordón umbilical y los producimos a gran escala para poder en el futuro tener, ojalá, una terapia celular”, detalló.

Indicó que la idea es que en algún momento este avance científico pueda servir para los pacientes con tratamientos contra el cáncer u otras condiciones que afecten el sistema inmune.

“Es un tema que poca gente está trabajando, personas en Australia, en Canadá, en Estados Unidos, en Alemania y estoy en contacto con ellos, es una red de personas que quieren lograr esto”, subrayó.

MUJERES QUE INSPIRAN

De origen francés, Genevieve reconoció que también hay algunas mujeres en la historia de la ciencia que la han inspirado en su carrera como la propia María Curie. Consideró que la física y química polaca nacionalizada francesa y pionera en el campo de la radioactividad, así como acreedora a dos premios Nobel, es un ejemplo.

“Creo que, además de Marie Curie, la estoy mencionando porque era francesa; también Rosalind Franklin que fue cristalógrafa y ella tomó la foto famosa de la doble hélice y al ver esta foto Watson y Crick entendieron como era la conformación del ADN”, mencionó sobre las científicas que más admira.

ESTUDIANTE GALARDONADA

Por su parte, la estudiante de Ingeniería Química Celine Rojas Schröter también va labrando su propia historia, ya que con tan sólo 19 años de edad y como estudiante de la PrepaTec Eugenio Garza Lagüera encontró que existía una reacción entre un líquido ferromagnético y un campo magnético dependiendo de la temperatura que se le dé al líquido.

Dicha aportación la llevó a la ahora estudiante universitaria a ganar el Premio Rómulo Garza en la categoría de Proyectos de Investigación de Alumnos de Nivel Preparatoria.

“Yo no pensé la verdad que fuera a ganar y un día me llamaron y me dijeron que había ganado y pues ya”, comentó con gran modestia.

Expresó que desde adolescente le llamó la atención el mundo de la Física.

“A mí me encantaba porque tenía un maestro que sus exámenes eran muy particulares, la primera parte era un examen normal, pero la última pregunta había un experimento en la mesa y nosotros teníamos que ir y ver que estaba pasando, y regresar y escribir qué vimos y por qué creemos que lo que está pasando, por qué sucede”, recordó.

La secundaria la cursó en el Colegio Suizo de México y posteriormente continuó sus estudios en Monterrey, Nuevo León, al norte de México.

Rojas Schröter, como representante de una nueva generación de mujeres en el mundo de la ciencia, dijo que hasta ahora no se ha topado con alguna diferencia entre hombres y mujeres, pero está segura que esto fue posible gracias a las precursoras que allanaron el camino.

“Agradezco mucho eso (no haber sufrido discriminación) pero sí sabemos que la mayoría de mis maestros ahorita suelen ser hombres; existe una mayoría en mi carrera que son hombres y yo creo que si se van involucrando más niñas yo creo que después habrá un mayor número de profesoras”, concluyó.

Deja un mensaje /Leave a Reply