“La golondrina” de Guillem Clua detiene su vuelo en una sala de Nueva York

0
569
Fotografía cedida hoy por Michael Palma Mir donde aparece el actor español Rafael Sánchez y la actriz cubana Zulema Clares durante una escena de la obra "La golondrina", estrenada el 27 de enero en el teatro Repertorio Español en Nueva York (EE.UU). EFE/Michael Palma Mir /SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS /SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA/CRÉDITO OBLIGATORIO

Nueva York, 7 feb (EFE).- “La golondrina”, obra del premiado dramaturgo español Guillem Clua, ha continuado su vuelo, tras presentarse en varios países, y ha llegado al teatro Repertorio Español de Nueva York para llevar al público su historia, inspirada en la masacre en el bar Pulse en Florida (EEUU) en 2016.

La pieza, dirigida por Ismanuel Rodríguez, reúne a “Amelia”, profesora de canto, cuyo único hijo fue una de las 49 víctimas -16 de ellas puertorriqueños- y a “Ramón”, que era su novio y lo vio morir, detalles de los que la estricta mujer se entera en una extraña visita que Ramón le hizo a posteriori.

La obra, que debutó en España en 2017 con Carmen Maura, quien también la llevó a Francia, provoca risas al principio pero es un camino que relaja al público para el desarrollo de la intensa trama en que se desvelan secretos de un pasado que une a sus protagonistas más de lo que creen.

“La risa da la oportunidad al espectador de distanciarte de la situación emocionalmente. Si como espectadores no pudiéramos tener esos momentos en la historia y la contempláramos en primera persona todo el tiempo sería una tortura”, comentó a EFE Rodríguez.

En “La golondrina” -estrenada en Repertorio Español el 27 de enero- okRamón llega hasta Amelia con la falsa excusa de tomar clases para cantar bien el tema que eligió para un memorial a su madre, canción que para ambos tenía un significado especial, lo que también se desvela en la trama.

Pero en realidad, Ramón sólo quería acercarse a ella para hablar de su hijo; después, sostiene con ella una discusión -que parece una olla de presión a punto de estallar- en las que Ramón busca encarar la realidad de que el tiroteo en el bar fue en específico contra la comunidad gay. 

Amelia prefirió ignorar que su hijo era homosexual, incluso cuando éste se lo confesó, poco antes de ir al bar donde pidió a Ramón que se casaran.

“Es una emotiva historia que nos invita a reflexionar y a cuestionarnos ¿Qué es lo que nos hace humanos? De todo aquello que somos y hacemos, ¿qué define realmente nuestra humanidad?”, ha señalado el autor de la obra.  

De acuerdo con Rodríguez, la obra se está presentando tal cual debutó en España y sólo se han cambiado algunos modismos del país que el público latino que acude a Repertorio Español no entendería, pero por lo demás insiste en que es una trama cautivadora.

“Él escribe teatro para ser representado y sobre conflictos representables y eso hace que, además de que sea un tema universal, no te quieras despegar de la obra” y por eso ha tenido éxito, indicó al referirse a Guillem Clua, Premio Nacional de Literatura Dramática 2020 y traducido a varios idiomas.

Clua ha adaptado para el cine sus propias obras “La piel en llamas”, “Invasión” y “Al damunt dels nostres cants”, y convirtió a “Smiley” en una serie para Netflix (2022). 

Sus últimas películas son “La niña de la comunión” y la adaptación para la gran pantalla de “Los renglones torcidos de Dios”, candidata a premios Goya, que se conocerán el 11 de febrero.

Rodríguez destacó que dirigió antes la pieza en Puerto Rico, en Rhode Island y una lectura dramatizada en Repertorio que se transmitió por su web durante la pandemia. 

“El escribe bien y eso facilita el trabajo” pese a los retos que enfrenta un director con cada puesta en escena, comentó.

“Estoy súper contento de presentar esta obra en Nueva York porque siento que va tener repercusiones más allá del mundo hispano”, asegura.

La obra, protagonizada por la cubana Zulema Clares y el español Rafael Sánchez, estará varios meses en cartelera.

Deja un mensaje /Leave a Reply