Nueva York, 18 ene (EFE).- El cantante guatemalteco Ricardo Arjona sostuvo esta noche un encuentro íntimo con la prensa en Nueva York para hablar de las próximas presentaciones de su gira “Blanco y Negro: Volver” y aprovechó para jactarse de una vida en la que “no se arrepiente de nada”, solo horas antes de cumplir 59 años.
Entre canción y canción, el cantante hizo bromas y conversó sin tapujos de diversos temas de su carrera y su vida, refiriéndose de paso, a su manera, a la situación política latinoamericana.
De acuerdo con el intérprete, que realizó una exitosa gira en 2022 que continuará este año, él no entiende “nada” de lo que ocurre con la política en América Latina, donde las vísceras “le están ganando la batalla a la cabeza” y “hay mucha gente aprovechada reventando vísceras “para que la cabeza deje de hacer su trabajo”.
“Por eso vemos que tipos que saquean países salen prácticamente por la puerta de atrás y a los cuatro años vuelven votados por la misma gente” dijo el cantante, que ha llevado a sus composiciones sus puntos de vista sobre temas políticos y sociales.
Arjona había llegado a un club en Brooklyn acompañado por cuatro excelentes músicos para hablar de las nuevas fechas de esa gira, que fueron dadas a conocer hoy y aseguró que prefiere este tipo de encuentros con la prensa porque las conferencias de prensa le aburren y asustan.
El cantante, que vestía en un estilo informal y con calzado deportivo, aseguró que decidió extender la gira a 2023 para complacer a quienes no pudieron asistir a sus presentaciones en EE.UU, donde agotó 33 conciertos.
Aseguró además que ha sido la gira “más accidentada” de su carrera durante la cual enfermó de la covid-19 en Francia, en la que tuvieron que llevar un médico que les acompañara en varias ocasiones, pero que también fue “la más emocionante y extraordinaria”.
“Las giras son exigentes pero esta en especial” y que fue “muy complicada” pero se manifestó complacido de “volverla a montar”.
Esta gira le llevará por más de una veintena de ciudades y arrancará el 28 de abril en Washington y le traerá el 18 de junio al Madison Square Garden de Nueva York, donde no se presenta hace cuatro años.
“Quiero volver para atender y agradecer a los que no pudieron estar”, afirmó el guatemalteco, que comenzó su presentación con el blues “Yo me vi”, también e escuchó el tema “Quesos, cosas y casas” y concluyó luego de hora y media con “Desnuda”, que lanzó en 1998 y se convirtió en un éxito.
Un relajado Arjona, que recordó también los difíciles inicios de su carrera en México, manifestó su admiración por el ex Beatle Paul McCartney, “el más grande” de todos los compositores.
Arjona, que celebra mañana su cumpleaños 59, que festejará en Nueva York, aseguró además que no se arrepiente “de nada” a lo largo de su carrera y que su mayor logro es “ser necio y estar aquí” (sobre un escenario)” y “ser fiel a lo que hago”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here