Joss Favela: “Mi nuevo disco es mi forma de decir: ‘Papá, lo conseguimos'” 

0
286

Los Ángeles (EE.UU.), 13 ago (EFE).- Joss Favela (Sinaloa, México, 1990) estrena el próximo 9 de septiembre su nuevo álbum, “Aclarando la mente”, en el que el cantante mexicano rinde homenaje al sueño frustrado de ser artista que tenía su padre utilizando en alguna de sus composiciones un acordeón familiar restaurado.

“Mi nuevo disco es mi forma de decir: ‘Papá, lo conseguimos'”, resume el artista en una entrevista con Efe a menos de un mes para el lanzamiento.

Desde que en 2016 iniciara su carrera con el trabajo discográfico “Hecho a mano”, Favela se ha convertido en uno de los rostros más venerados del panorama de la música regional mexicana, acumulando decenas de millones de reproducciones a través de sus diferentes plataformas.

Además, Favela ha conseguido ser el primer artista de este género en grabar un “Tiny Desk”, las reputadas sesiones que desarrolla la radio pública estadounidense NPR.

A pesar de contar con hitos y estadísticas tan exitosas que avalan su música, Favela rehúye la fiebre de los ‘me gusta’ y los números en redes sociales.

El dos veces nominado al Grammy es capaz de estar resolviendo cuestiones contractuales con Sony Music, aparecer en La Voz México junto a estrellas pop como el español David Bisbal y terminar mimetizado con la naturaleza y los animales en su rancho cerca de Culiacán (noroeste de México).

Todo en pocas horas, todo la misma persona.

Fue en esa finca donde se inspiró para crear “Aclarando la mente”, donde reparó en ese sueño incumplido de su padre y donde decidió que quería rendirle tributo.

“Cuando tenía 7 u 8 años, mi padre me hizo la pregunta crucial de qué quería ser de mayor. Respondí que artista. (…) y de ahí para acá, nunca quitó el dedo del renglón para que lo consiguiese”, relata agradecido.

La vida en su rancho era, y es, laboriosa. Si actualmente salir de la ruralidad mexicana para convertirse en estrella de la canción supone, siendo generosos, algo más que un golpe de suerte, en los setenta era sencillamente inconcebible.

“Pero a mi padre siempre le había gustado la música. Es más, mi abuela le regaló un acordeón rojo que yo restauré y utilicé en el nuevo disco”, prosigue Favela.

La estética setentera impregna los ritmos y las melodías que desprenden la batería, el bajo y el acordeón en “Aclarando la mente”. Una suerte de inspiración que también se manifiesta en su manera de vestir.

“Es importante porque no es solo un ‘look’ o un disfraz, sino toda una inspiración reflejada en mi arte”, reconoce el cantautor ataviado con un sombrero ranchero de color beis que contrasta con una chaqueta completamente de color morado.

El pasado 15 de julio, Favela sacó “Algo transitorio”, un adelanto del nuevo disco que ya esbozaba a sus seguidores una idea de los derroteros por los que transitaría este álbum.

El amor como temática, algo habitual en sus composiciones, también tendrá cabida en “Aclarando la mente” con canciones como “700 días”, en la que el cantante rememora una relación que tuvo justamente esa duración y que acabó rompiéndose por falta de entendimiento con aquella pareja.

“La canción de “700 días” sale de la necesidad de verbalizar un amor pasional que ya se fue”, asegura Favela.

Abierto a incorporar nuevos sonidos en el regional mexicano, el sinaloense es reconocido por la sensibilidad con la que dota a la mayoría de sus letras y que le han hecho erigirse como una voz que trasciende generaciones con su música.

Detrás de su faceta como cantante, Favela ha brillado también con su talento como compositor de grandes artistas como Alejandro Fernández, Julión Álvarez y Banda MS, entre otros.

“Creo que hay que vivir para luego escribir. No puedo hacer una letra de algo que me cuenten (…) cuando escribo para otros, lo hago como si fuera algo mío”, revela el artista.

En su nuevo disco, Favela solo contará con una colaboración, titulada “La bailadora”, junto a la banda Grupo Firme, natural de Tijuana (Baja California, México).

Será a principios de noviembre cuando Favela inicie una gira de hasta veinte fechas por Estados Unidos, recorriendo desde Chicago hasta Anaheim (California) junto a su amigo y cantante de música popular colombiana Jessi Uribe.

Antes, Favela tendrá casi dos meses para evaluar la acogida de este nuevo trabajo con el que concede a su padre gran parte de responsabilidad por su éxito y le repite: “Jefe, lo logramos”.

Guillermo Azábal

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here