Una nueva norma permite la realización de pruebas para detectar sustancias químicas irritantes en el agua potable

0
202

OLYMPIA. Se le harán pruebas al agua potable de más de 6 millones de residente de Washington para ver si tiene sustancias de per y polifluoroalquilo (PFAS) bajo los cambios de normas adoptados por la Junta de Salud del Estado de Washington (SBOH solo en inglés). La norma ahora fija los niveles de acción estatal (SAL) y exige que se le hagan pruebas a los suministros de agua potable pública para detectar la contaminación con PFAS. Los cambios entrarán en vigencia el 1 de enero de 2022. 

La nueva norma exige que todos los sistemas púbicos de agua que surten de agua a 25 o más personas por día sean examinados para detectar PFAS. Los sistemas de agua que encuentren PFAS en su suministro deberán completar un control adicional, y los sistemas de agua que superen los niveles de acción estatal (SAL) deberán notificárselo a sus clientes. Los sistemas de agua públicos que encuentren PFAS también deberán incluir los resultados de sus pruebas en sus informes de calidad del agua anuales que proporcionan a sus clientes. Los datos de las pruebas también estarán disponibles en el sitio web del Departamento de Salud (DOH).

“Esta medida del SBOH es un paso importante en esfuerzo del estado de abordar el tema de las sustancias químicas conocidas como PFAS”, dice Lauren Jenks, subsecretaria de Salud Medioambiental Pública. “Las pruebas y el control continuos exigidos por esta norma nos ayudaran a entender el alcance real del problema, para que podamos continuar explorando las soluciones”.

La norma establece los siguientes niveles de acción estatal para los cinco PFAS más comunes que se encuentran en el suministro de agua potable de Washington:

Tipos de PFASNivel de acción estatal (SAL) (partes por mil millones)
PFOA10
PFOS15
PFNA9
PFBS345
PFHxS65

Las PFAS, a veces conocidas como las “sustancias químicas inmortales”, no suelen descomponerse naturalmente en el medio ambiente y algunas se acumulan en el cuerpo de la gente. Las PFAS se usan en muchos productos de uso cotidiano, tales como las ollas antiadherentes, las ropas impermeables, las alfombras y las telas de tapicería resistentes a las manchas, las bolsas de palomitas de maíz para el microondas y otros paquetes de alimentos, así como la espuma antiincendios. La exposición a algunas PFAS puede causar varios efectos secundarios dañinos.

Estas nuevas normas para el agua potable suplementan el esfuerzo constante del Departamento de Ecología (Ecología, solo en inglés) de establecer normas de saneamiento para el agua subterránea y facilitar la recuperación de los costos para las tareas de mitigación y limpieza de las partes responsables.

Puede encontrar más información sobre la norma en el sitio web de la Oficina de normas para el Agua Potable (solo en inglés).

Los estados como Washington están más avanzados que los reguladores federales en la fijación de normas para controlar las PFAS en el agua potable. Esta es la primera vez que el SBOH ha adoptado normas obligatorias estatales para el agua potable, ya que el estado suele utilizar las normas federales para el agua potable.

###

El sitio web del departamento es su fuente para una dosis saludable de información. Encuéntrenos en Facebook y síganos en Twitter también.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here