El chef Mario Batali compensará a víctimas de acoso en sus restaurantes

0
207

Nueva York, 23 jul (EFE News).- El chef Mario Batali y su socio Joseph Bastianich han aceptado compensar con 600.000 dólares a una veintena de exempleados de sus restaurantes, principalmente mujeres, que denunciaron supuestos episodios de acoso sexual, según un acuerdo anunciado este viernes por las autoridades de Nueva York.

“Batali y Bastianich permitieron un ambiente de trabajo intolerable y un comportamiento vergonzoso que es inapropiado en cualquier situación”, señaló en un comunicado la fiscal general del estado, Letitia James.

El reconocido chef y su socio no hicieron nada para frenar una cultura de acoso sexual en sus restaurantes, donde numerosos empleados han denunciado tocamientos, insinuaciones y comentarios explícitos por parte de jefes y compañeros, según la Fiscalía .

“La fama no absuelve a alguien de cumplir con la ley. El acoso sexual es inaceptable para cualquier, en cualquier sitio”, insistió James, que abrió la investigación contra el emporio hostelero de Batali tras una serie de acusaciones en 2017, a raíz del estallido del movimiento MeToo.

El chef, muy conocido por sus apariciones en televisión, operaba restaurantes populares en Nueva York como Babbo, Lupa y, sobre todo, el ahora cerrado Del Posto, que durante años fue uno de los grandes destinos de la alta cocina en la Gran Manzana.

“Cuando mis compañeras y yo estábamos siendo acosadas sexualmente por varias personas en Del Posto, la dirección del restaurante nos hacía sentir como si nos lo estuviésemos buscando, como si fuese un rito de iniciación ser acosadas en el trabajo”, explicó en la nota Juliana Imperati, una excocinera.

Brianna Pintens, que trabajó como camarera en el mismo restaurante, aseguró que sufrió acoso de forma constante y que sus quejas fueron ignoradas repetidamente por la jefatura.

Entre los responsables de los acosos figuraba directamente el propio Batali, según la Fiscalía, que destacó entre otros un episodio en el que el cocinero hizo comentarios explícitos a una camarera y le tomó la mano llevándosela a sus genitales y otro en el que mostró un vídeo pornográfico a un empleado en contra de su voluntad.

La compensación de 600.000 dólares que se repartirá entre los denunciantes cerrará la investigación abierta por la fiscal James contra los negocios de Batali y Bastianich, pero el célebre chef aún se enfrenta a otras dos demandas civiles y a un posible juicio penal.

En 2019, Batali se declaró no culpable tras haber sido acusado de supuestamente besar a la fuerza y tocar a una mujer en un restaurante de Boston en marzo de 2017.

A raíz de las denuncias en su contra, el chef y empresario fue despedido por la cadena de televisión ABC y se desligó de la gestión de los restaurantes de los que era propietario junto a Bastianich, que finalmente en 2019 compró junto a su hermana la parte del negocio que tenía Batali.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here