Un cuadro de Monet supera los 70 millones de dólares en una subasta en Nueva York

0
231
Reproducción fotográfica divulgada por la casa de subastas Sotheby's en la que se registró la obra "Le Bassin aux nymphéas", del pintor francés Claude Monet, pintada entre 1917 y 1919, considerado como "uno de los cuadros mas excepcionales de Monet que ha llegado al mercado en la historia reciente" y que fue subastado este miércoles por 70,3 millones de dólares. EFE/ Sotheby's

Nueva York, 12 may (EFE).- Un cuadro de la famosa serie de nenúfares de Claude Monet fue la estrella de la noche en una subasta de Sotheby’s celebrada este miércoles en Nueva York, donde alcanzó los 70,3 millones de dólares, superando sustancialmente las expectativas de los expertos.

“Le Bassin aux nymphéas”, pintado entre 1917 y 1919 por el francés, es considerado como “uno de los cuadros mas excepcionales de Monet que ha llegado al mercado en la historia reciente”, por lo que se le había dado un valor de unos 40 millones de dólares, cifra que rebasó ya en la tercera puja.

De un metro de alto y dos metros de ancho, el óleo es una de las piezas que forma parte de la revolucionaria obra de los últimos años del icono del impresionismo, que inspiraron a las siguientes generaciones de pintores.

LA BATALLA POR UN PICASSO

Pocos minutos después, un retrato pintado por Pablo Picasso de Françoise Gilot, la que fuera musa y pareja del artista durante una década, se vendió por un precio de martillo de 18 millones de dólares, que ascendió a 20,9 millones tras agregarle las tasas y los impuestos.

“Femme assise en costume vert” fue el claro objeto de deseo de dos compradores, uno de los cuales pujaba desde la sede neoyorquina de Sotheby’s y el otro desde la de Hong Kong, quienes se batieron en duelo por un cuadro que no salía a subasta desde hacía 35 años.

La pieza pertenece a un excepcional grupo de cuadros que el español creó durante el invierno de 1952 y la primavera de 1953, durante el tiempo en que Picasso y Gilot vivieron juntos con sus dos hijos, Claude y Paloma, en la villa “La Galloise in Vallauris”, en Francia.

Se vendieron además de Picasso el dibujo de carboncillo y pastel “Tête de femme” por 1,08 millones dólares, el dibujo a lápiz “Quatre nus à la colombe” por 1,04 millones de dólares, y otro dibujo a lápiz, “Trois nus debout et personnage”, por 1,47 millones de dólares, todos ellos dentro de lo que preveían los expertos.

En una subasta que se alargó cerca de cuatro horas, en la que Sotheby’s decidió vender en una misma noche las obras de arte contemporáneo y las de arte impresionista y moderno, también destacó el estadounidenses de origen haitiano Jean-Michel Basquiat, uno de los artistas más apreciados del momento.

BASQUIAT SIGUE CON SU BUENA RACHA

Su “Versus Medici”, que estaba valorado entre 35 y 50 millones de dólares, se vendió por 50,8 millones, superando así levemente las expectativas.

Se trataba de la primera vez que el cuadro salía a la venta, ya que había sido pintada por Basquiat a los 22 años y que fue comprada en 1982, el mismo año que se ejecutó, por el coleccionista Stephane Janssen, uno de los fieles seguidores del pintor desde sus inicios y que falleció en 2020.

En los últimos años, la popularidad de Basquiat no ha dejado de aumentar entre los expertos de arte y multimillonarios, puesto que en 2018 se pagaron 110 millones de dólares por “Untitled” (1982) en una subasta de Sotheby’s, el récord por una obra del artista, mientras que este martes se vendió “In This Case” en Christie’s por 93,1 millones de dólares.

BUENA ACOGIDA DE DIEGO RIVERA

Aunque a un precio bastante más modesto, el “Retrato de Columba Domínguez de Fernández” del mexicano Diego Rivera tuvo una muy buena acogida entre los coleccionistas, duplicando el precio máximo que le había otorgado Sotheby’s, 3 millones de dólares, al llegar hasta un monto final de 7,4 millones, lo que lo convierte en el segundo cuadro más caro de este artista.

“Untitled (Rome)”, del estadounidense Cy Twombly, era otra de las joyas de la noche, puesto que se estrenaba en una subasta y fue ejecutada en 1970, considerada la cima cronológica del artista, pero esta “pintura de pizarra”, con escritura blanca garabateada sobre una superficie oscura, solo llegó a un precio final de 41,6 millones de dólares, por debajo del máximo estimado.

Uno de los últimos bodegones de Paul Cézanne en manos privadas, “Nature morte: pommes et poires”, podría considerarse la “ganga” de la subasta, al venderse por 19,9 millones de dólares, pese a que Sotheby’s le había dado un valor de entre 25 y 35 millones de dólares.

La obra del español Joan Miró “Peinture” tampoco tuvo su mejor noche, al venderse rápidamente por 12,6 millones de dólares, superando levemente el precio mínimo de 12 millones de dólares estimado.

Mientras, el grafitero británico Banksy sí que triunfó con su “Love is in the Air”, por el que se desató una feroz batalla de casi 15 minutos entre dos compradores distintos que pujaban desde Hong Kong y otro desde la sede de Nueva York, y que elevó el precio de martillo hasta los 11 millones de dólares, o 12,9 millones al sumar tasas e impuestos.

Para esta pieza en particular, Sotheby’s aceptaba pagos con las criptomonedas Bitcoin y Ether, la primera vez que una casa de subastas de arte líder del sector admite este tipo de moneda.

Helen Cook

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here