Apartan al fiscal que apuntó que Toledo tenía un arma cuando policía le mató

0
244

Miami, 18 abr (EFE News).- El fiscal del condado de Cook que apuntó ante un juez que el latino Adam Toledo estaba armado en el momento de recibir un disparo mortal por parte de un policía de Chicago fue puesto en licencia administrativa después de que se publicase un video que mostraba que no fue así.

El fiscal James Murphy está en licencia administrativa desde el pasado viernes, al día siguiente de que se hicieran públicos varios videos de la persecución que el 29 de marzo pasado acabó con la vida de Toledo, de 13 años, informaron medios locales.

Sarah Sinovic, portavoz de la fiscal del condado de Cook, Kim Foxx, indicó en un comunicado que Murphy no “presentó en su totalidad los hechos” que rodearon la muerte del menor, que, según se puede ver en las imágenes de video estaba desarmado y tenía las manos en alto cuando el policía Eric Stillman le disparó en el pecho.

Por este motivo, se apartó a Murphy y se inició una “investigación interna sobre el asunto”, dijo Sinovic.

El fiscal había dado a entender la pasada semana en una audiencia de fianza para Rubén Román, el hombre de 21 años que estaba con Toledo la noche en la que el menor murió, que el adolescente hispano tenía un arma en su poder cuando fue disparado.

Sin embargo, en el video de la cámara corporal del oficial y publicado el jueves por la Oficina Civil de Responsabilidad Policial (COPA) muestra al oficial gritando “Policía, deténgase”, y luego le ordena que muestre las manos. 

En el vídeo se ve a Toledo parado y con las manos en alto, pero en menos de 0,85 segundos desde ese momento, el oficial dispara al menor.

La muerte del chico, del que hay sospechas de que formaba parte de una pandilla local, ha desatado manifestaciones en Chicago en las que se ha pedido a la Alcaldía la asunción de responsabilidades y que se presenten cargos contra el oficial que le mató.

La publicación de este video se produjo después de que la muerte del joven afroamericano Daunte Wright el pasado domingo durante una parada de tráfico en Brooklyn Center (Minesota) desatase una nueva ola de protestas contra la violencia policial.

Y todo en unos días en los que también en Minesota prosigue el juicio contra Derek Chauvin, uno de los cuatro policías acusados del asesinato de George Floyd en mayo de 2020, que desató una ola de protestas raciales en todo el país.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here