La red social Parler despide a su máximo ejecutivo

0
364

Nueva York, 4 feb (EFE News).- La red social Parler, convertida en favorita de muchos conservadores y de la extrema derecha de EE.UU. y vetada por los gigantes de internet por permitir mensajes violentos, despidió a su máximo ejecutivo, John Matze.

La noticia, adelantada por Fox Business, fue confirmada por el propio Matze a varios medios y por Dan Bongino, un comentarista conservador que es inversor de la plataforma.

Según Matze, su despido se produjo el pasado viernes y sin ninguna explicación por parte de la junta de la empresa, mientras trabajaba para tratar de restaurar el servicio para los alrededor de 15 millones de usuarios de Parler.

La plataforma ganó popularidad entre los círculos más conservadores de Estados Unidos como una alternativa a las grandes redes sociales al convertirse en refugio de algunas figuras de la extrema derecha cuyos contenidos incumplían a menudo las normas contra el discurso de odio y la violencia de Facebook o Twitter.

El gran “boom” para Parler llegó después de las elecciones del pasado noviembre, convirtiéndose en un altavoz de numerosas teorías de la conspiración y en uno de los canales principales usados en la organización de las protestas que terminaron con el ataque a la sede del Congreso el mes pasado.

Tras ese episodio, Apple y Google decidieron retirar la aplicación de sus tiendas virtuales en respuesta a una supuesta violación de sus normas y, poco después, les siguió Amazon, que daba alojamiento en sus servidores a Parler, lo que hizo que la red social quedara totalmente fuera de servicio.

En una entrevista con The New York Times, Matze aseguró que cree que fue despedido por sus diferencias con la conocida donante republicana Rebekah Mercer, que ha invertido en Parler.

Según el cofundador y hasta ahora consejero delegado, Mercer no quería ninguna restricción en los mensajes de los usuarios de Parler, pero él insistió en la necesidad de limitar el uso de la plataforma por parte de supremacistas blancos o seguidores de la teoría conspiratoria QAnon.

“Recibí un silencio sepulcral por respuesta y lo interpreté como desacuerdo”, explicó Matze, que aseguró que su interés siempre fue tener una red social que protegiese la libertad de expresión y no el “activismo político republicano”.

Mientras, Bongino respondió con un video a través de Facebook en el que aseguró que Matze fue responsable de “decisiones muy malas” que llevaron a Parler a ser vetada y a sufrir problemas de estabilidad.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here