Inmigrantes Nueva Jersey con temor ante requisitos para el carné de conductor

0
227

Nueva York, 4 sep (EFE News).- Miles de inmigrantes como Norma celebraron en Nueva Jersey la firma de la ley que les permitirá obtener una licencia de conducir, pero ahora el temor a la deportación se ha apoderado de ellos ante la propuesta de requisitos para conducir legalmente en el estado.

Norma, que emigró del estado de Puebla (México) hace dos décadas para reunirse en Nueva Jersey con su madre y otros familiares, dice haber sufrido mucho cuando hace nueve años deportaron a su hijo. Lo mismo ocurrió con su hermano y su padre, y no quiere que se repita la historia con ella y ser separada así de sus hijas de 13 y 12 años.

Es por eso, dice a Efe, que necesita poder conducir legalmente en el estado para dejar atrás la pobreza en que vivían.

“Soy sola con las niñas y tengo que hacer todo. Si el bus no llega por ellas, llevarlas la escuela, ir a recogerlas si me llaman que están enfermas, hacer compras, muchas cosas”, señaló.

“Tener la licencia para mí es muy importante y no quiero arriesgarme a que en el camino la policía me pare”, sostuvo Norma, que no olvida que fue arrestada por esa razón y tuvo que pagar una fianza para quedar en libertad, ni el terror que vivió a entonces a la deportación.

Esa experiencia, cuenta, le motivó a luchar por la licencia de conducir junto a la comunidad inmigrante.

El pasado diciembre festejó junto a otros miles de indocumentados la firma de la ley por parte del gobernador demócrata de Nueva Jersey, Phil Murphy, y solo esperaban que el Departamento de Vehículos de Motor diera a conocer su propuesta de requisitos para obtener el carné, que esa dependencia publicó el pasado julio y que han sido rechazados por diversos grupos.

Los residentes de Nueva Jersey tienen hasta el 18 de septiembre para emitir comentarios sobre la propuesta de requisitos para obtener la nueva licencia para conducir del estado, entre ellos los relativos a inmigrantes sin estatus legal.

Lo que ha causado el repudio y miedo en la comunidad inmigrante es el requisito de mostrar prueba de número de Seguro Social o número de identificación personal del contribuyente (ITIN).

El Departamento de Vehículos de Motor propone que aquellos que no pueden obtener un número de Seguro Social o no tienen un número ITIN deben obtener una carta de la Administración del Seguro Social, una agencia federal, que indique por qué no son elegibles para un número de Seguro Social.

“Tengo temor; es algo que nos decepciona y llena de preocupación. Tengo mis hijas y miedo de pisar un lugar así y que luego tener a Inmigración tocándome la puerta. Estoy en desacuerdo y mi comunidad también”, declaró Norma a Efe.

“¿Cómo entregarnos nosotros mismos (al Gobierno federal), cómo entregar nuestra información? Nos estaríamos poniendo la soga al cuello dando información para luego deportarnos”, argumentó.

De acuerdo con la inmigrante de 46 años, cuando se firmó la ley estaban “tan felices porque nos había costado muchísimo”, pero nunca imaginaron que se propondría un requisito como ese.

La ley establece dos tipos de licencia: una que cumpliría con los requisitos federales de ID REAL que incluyen prueba de residencia legal, y otra que permitiría a indocumentados obtener este documento.

Diversas organizaciones proinmigrantes y de derechos civiles han rechazado que se exija la carta a una agencia federal y han pedido que sea eliminado ese requisito.

“Esto no va con el espíritu ni la intención de la ley cuando fue firmada de dar igualdad de acceso a todas las personas que necesitan licencia de conducir”, dijo a Efe por su parte el activista Carlos Castañeda, del Movimiento Cosecha de Nueva Jersey, quien sostiene que “no es un miedo infundado”.

“Están exponiendo a las familias inmigrantes a una agencia federal, han echado al agua todos los años de lucha por la licencia”, asegura.

Mientras que la Alianza de Nueva Jersey para la Justicia de los Inmigrantes ha advertido de las consecuencias de tener que declarar que se es indocumentado “bajo una Administración federal xenófoba”.

“Las consecuencias de acudir a una agencia federal podrían significar que su información se comparta con Inmigración”, ha señalado la directora en funciones de la organización, Maneesha Kelkar.

Se estima que Nueva Jersey es el hogar de unos 500.000 inmigrantes indocumentados.

“Espero que esto cambie y si no saldremos a la calle otra vez porque es una injusticia que nos quieran obligar a hacer algo que es no es correcto para nosotros”, sostuvo Norma, quien asegura que de no eliminarse ese requisito solicitar la licencia “sería lo último que haría”.

“Es mucha mi necesidad pero también es grande mi miedo”, aseguró.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here