Estudio prevé temporada de huracanes “extremadamente activa” en el Atlántico

0
298
Vista del Centro de los Héroes en Santo Domingo (República Dominicana). EFE/ Orlando Barría/Archivo

Denver (CO), 5 ago (EFE News).- Los expertos de la Universidad Estatal de Colorado (CSU) a cargo de pronosticar los huracanes en el Atlántico indicaron este miércoles que, usando datos actualizados, la actual temporada será “extremadamente activa” debido a la cálida temperatura superficial del océano y la poca diferencia en la velocidad de los vientos a diferentes altitudes, factores clave para la formación de esos fenómenos.
Específicamente, el Equipo del Proyecto de Meteorología Tropical de CSU proyectó 24 tormentas con nombres en 2020, incluyendo las nueve que ya pasaron (de Arthur a Isaías), con cinco de esas tormentas llegando al nivel de “huracanes poderosos” (categoría 3 o superior en la escala Saffir Simpson).
En abril pasado, los científicos de CSU habían anticipado 16 tormentas con nombre y cuatro huracanes fuertes con vientos de por lo menos 180 kilómetros por hora.
“Las temperaturas superficiales del océano en promedio a través del Atlántico tropical son mucho más cálidas que lo normal, y la cortante vertical de los vientos (diferencia en la velocidad de los vientos a diferentes altitudes) está muy por debajo del promedio”, dice el reporte difundido por CSU, explicando que “estas condiciones en combinación apuntan a una alta probabilidad de una temporada extremadamente activa en 2020”.
El nuevo pronóstico, dice el informe, no tiene precedentes porque nunca se habían anticipado más de 12 huracanes en el pronóstico actualizado de agosto. De hecho, las nuevas proyecciones prácticamente duplican (190 %) la cantidad promedio de huracanes en el Atlántico.
En términos históricos, la temporada de 2020 se presenta similar a las de 1966, 1995, 2003, 2005, 2010 y 2017, todas ellas entre las más activas en la cuenca del Atlántico, según el doctor Phil Klotzbach, investigador del Departamento de Ciencias Atmosféricas de CSU y autor principal del nuevo pronóstico.
Por eso, esta temporada incluso superará a 2019, que se ubicó en un 120 % por encima del promedio histórico de huracanes y que incluyó al huracán Dorian, que causó grandes daños en las Bahamas, y a la tormenta Imelda, que inundó amplios sectores del sur de Texas.
Específicamente, existe 74 % de probabilidades que un huracán afecte algún lugar de la costa este de Estados Unidos (el promedio del siglo pasado era del 52 % y el estimado en abril pasado fue del 69 %) y un 49 % de probabilidades que el huracán impacte a la costa este incluyendo toda la península de Florida (históricamente, 31 % y 45 % en abril).
El pronóstico incluye 80 días de tormentas y 35 días de huracanes, por encima del promedio histórico de 59 y 24 respectivamente.
Además, se ha estimado un 48 % de probabilidades de un huracán llegando al Golfo de México (contra 44 % en el reporte anterior) y un 63 % de probabilidades de un huracán en Caribe (antes, 58 %), ambos números significativamente por encima de los promedios históricos.
Ya en su 37º año, el Proyecto de Meteorología Tropical en CSU incluye ahora al doctor Michael Bell, también del Departamento de Ciencias Atmosféricas.
Bell enfatizó que el pronóstico es “el mejor estimado” de lo que puede suceder en el Atlántico tropical y no “una medida exacta”.
Y, como lo hacen los investigadores al final de cada presentación de un nuevo pronóstico, en este caso fue Bell quien pidió que los residentes en zonas costeras tomen las precauciones apropiadas porque “basta que una sola tormenta pase cerca para que (para los afectados) la temporada de huracanes sea una temporada activa”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here