Vacunarse contra la gripe reduce el riesgo de infarto

0
229
Una enfermera prepara una vacuna contra gripe estacional en la Clínica de la Inmunización de Provo, Utah (EEUU). EFE/George Frey/Archivo

Washington, 27 jul (EFE News).- Quienes reciben la vacuna contra la gripe reducen significativamente los riesgos de infarto, ataque isquémico transitorio y paro cardíaco, según una investigación preliminar publicada hoy por la American Heart Association.

El trabajo, que se presentará esta semana en la reunión científica virtual de ciencias cardiovasculares de la American Heart Association indica, sin embargo, que las tasas de vacunación contra la gripe estacional entre los grupos de alto riesgo en Estados Unidos son muy bajas.

Según los investigadores, es algo bien conocido que el estrés que provoca la infección de la gripe en el cuerpo puede aumentar el riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un derrame cerebral.

“Nuestros hallazgos muestran que las vacunas contra la gripe están subutilizadas”, cuando los grupos de riesgo, especialmente los mayores de 50 años, deberían hacerlo anualmente, dijo Roshni Mandania, autora principal del estudio, del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad Tecnológica de Texas en El Paso.

“Como proveedores de salud, debemos hacer todo lo posible para garantizar que nuestras poblaciones más vulnerables estén protegidas contra la gripe y sus graves complicaciones”, agregó.

De los más de 7 millones de pacientes de alto riesgo hospitalizados en EE.UU. que sirvieron de muestra a los investigadores, solo 168.325 habían sido vacunados contra la gripe.

Además, agregaron, los mayores de 50 años tenían “significativamente menos probabilidades” de ser vacunados, con un porcentaje de 1,8 frente al 15,3 % de la población en general.

Y los mayores de 50 años que fueron vacunados tuvieron el año posterior a la vacunación un riesgo un 28 % inferior de ataque cardíaco, un 73 % menor de muerte, un 47 % menor de ataque isquémico y un 85 % menor de paro cardíaco.

“Los resultados que encontramos son asombrosos. Es difícil ignorar el efecto positivo que la vacuna contra la gripe puede tener en las complicaciones cardíacas graves”, dijo Mandania.

La investigadora aseguró que se requiere una iniciativa de política de atención médica para aumentar la vacunación contra la gripe entre todos los pacientes, y especialmente en los grupos de alto riesgo.

Por su parte, el director médico para la Prevención de la Asociación Americana del Corazón, Eduardo Sánchez, dijo que se han unido a las asociaciones nacionales del pulmón y de la diabetes para transmitir el mensaje de que “todos los adultos y todos los niños, en general, deberían recibir vacunas contra la gripe año tras año”.

En concreto, es de vital importancia que se vacunen los pacientes que tienen enfermedades crónicas como presión arterial alta, diabetes o enfisema, dijo Sánchez, de origen dominicano.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here