Trump y AMLO evitaron el muro para priorizar la relación comercial

0
233
Fotografía cedida el miércoles por la presidencia de México del presidente de Estados Unidos, Donald Trump (i) y del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (d), durante su encuentro en el Cross Hall de la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos. EFE/Presidencia de México/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

Washington, 9 jul (EFE News).- El presidente, Donald Trump, y su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), evitaron tocar el tema del muro fronterizo para priorizar la relación comercial, desvelaron este jueves miembros de las delegaciones de ambos países.

La reunión fue fruto del primer viaje al extranjero de López Obrador, quien a primera hora de la mañana puso rumbo a México en un largo vuelo comercial con escala en Miami.

“Estamos bien y de buenas”, aseveró López Obrador en un breve video que difundió en su cuenta de Twitter antes de embarcar y en el que aparecía con una guayabera sentado junto al canciller, Marcelo Ebrard; la embajadora de México ante EE.UU., Martha Bárcena, y la secretaria de Economía, Graciela Márquez.

“Fue -dijo el mandatario mexicano- una visita con poco tiempo, pero muy intensa y que considero muy importante para los tres países de América del Norte porque se echó a andar el nuevo tratado comercial y eso va a significar inversiones para la región, empresas, trabajos, bienestar para nuestros pueblos”.

La decisión del mandatario de viajar en un vuelo comercial es parte de su política de austeridad, por la que rechaza usar el avión oficial del Gobierno, que ha puesto a la venta.

NI HABLAR DEL MURO

López Obrador puso de esta forma fin a su viaje en el que no se tocó el tema del muro, aseguraron este jueves el embajador de EE.UU. en México, Christopher Landau, y el director general para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, Roberto Velasco.

En una rueda de prensa en Washington, Velasco argumentó que se dejó de lado el muro para favorecer los puntos en común.

“Esto es como una relación de amistad o de pareja, si uno tiene una esposa a la que no le gusta el fútbol y uno insiste en hablar de fútbol no va a acabar bien la cosa, no puede funcionar bien. Lo que queremos es ver de qué cosas sí podemos hablar, cuáles son los espacios de entendimiento que podamos encontrar, los puntos donde nuestros intereses convergen, y en eso nos hemos concentrado”, indicó.

Por su parte, Landau dijo contundentemente que Trump y López Obrador “no” hablaron del muro, en declaraciones a un reducido grupo de periodistas, entre ellos Efe.

El embajador explicó que sí se habló en “términos muy generales” de política migratoria, pero los dos líderes no llegaron a abordar específicamente temas como la migración procedente de Centroamérica o el futuro del programa DACA, que proteger de la deportación a unos 500.000 jóvenes mexicanos que viven irregularmente en EE.UU.

“Los temas de migración y seguridad se tocaron, pero realmente todos dentro de un marco de celebrar la entrada en vigor del nuevo tratado”, el T-MEC, sostuvo Landau.

TRAER LAS INVERSIONES DE ASIA A NORTEAMÉRICA

Por tanto, de acuerdo a las delegaciones mexicana y estadounidense, la conversación estuvo centrada en el motivo oficial de la visita: la celebración de la entrada en vigor el día 1 del T-MEC, renegociado entre EE.UU., México y Canadá para sustituir el antiguo Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Concretamente, según Landau, los dos mandatarios conversaron sobre cómo Norteamérica puede conseguir que algunas empresas relocalizacen su producción en Norteamérica y abandonen Asia.

Ya este miércoles, al término de su reunión, ambos líderes alabaron el tratado y firmaron un comunicado conjunto en el que celebraban su implementación.

A la cita no acudió el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, quien aparentemente se ausentó debido a los planes de EE.UU. de imponer nuevos aranceles a las importaciones de aluminio canadiense.

LA DETENCIÓN DE DUARTE, UNA “COINCIDENCIA”

Mientras Trump y López Obrador estaban reunidos, se produjo el arresto en Miami (Florida) del exgobernador del estado mexicano de Chihuahua César Duarte, cuya extradición reclama México por ser supuestamente el artífice de una red de corrupción que desfalcó al estado mexicano de Chihuahua.

La diplomacia estadounidense no ha hecho comentarios sobre esa detención, pero el Ejecutivo mexicano enseguida negó que hubiera ninguna conexión entre la detención y la visita de López Obrador.

“La detención de Duarte es una coincidencia derivada de la petición de extradición realizada por el gobierno mexicano”, dijo Velasco a los periodistas.

Duarte, gobernador de Chihuahua de 2010 a 2016, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), era buscado por las autoridades de México por al menos diez cargos de corrupción y un delito electoral.

LA PRENSA ESTADOUNIDENSE APENAS SE HACE ECO DE LA VISITA

En EE.UU., el encuentro entre Trump y López Obrador apenas tuvo impacto en los grandes medios estadounidenses, como The Washington Post, The Wall Street Journal o The New York Times, que se limitaron a consignar el evento sin ofrecer detalles.

En contraste con esa escasa visibilidad, la reunión ocupó las portadas de los medios mexicanos, que enviaron a sus periodistas a EE.UU. a cubrir la noticia.

Esta baja atención por parte de la prensa de EE.UU. sorprende dado que hay casi 40 millones de personas que se declaran de origen mexicano en Estados Unidos, y cuentan con una gran presencia en los dos estados más poblados del país: California (casi 40 millones de habitantes) y Texas (30 millones).

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here