Supremo de EE.UU. protege de la deportación a “soñadores” en un revés a Trump

0
304

Washington, 18 jun (EFE News).- El Tribunal Supremo de Estados Unidos concedió este jueves una victoria a casi 650.000 jóvenes indocumentados conocidos como “soñadores” al mantener en pie el programa que desde hace ocho años les protege temporalmente de la deportación, en un enorme revés para el presidente Donald Trump.

El fallo del Supremo puso fin a un limbo de casi tres años para los inmigrantes que se benefician del programa DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) y enfureció a Trump, quien reconoció el fracaso de su primer intento de derogar la medida y aseguró que empezará “de nuevo el proceso” para reemplazarla.

TRUMP ACTUÓ DE FORMA “ARBITRARIA”

Por cinco votos en favor y cuatro en contra, el Supremo concluyó que Trump no siguió los mecanismos establecidos en la ley cuando interrumpió en 2017 el programa, creado en 2012 por el entonces presidente Barack Obama.

“La decisión del DHS (Departamento de Seguridad Nacional) de acabar con DACA fue arbitraria y caprichosa”, escribió el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, de tendencia conservadora, en un argumento al que se sumaron los cuatro jueces progresistas de la corte.

La corte no entró a valorar la legalidad de DACA, sino que rechazó “el procedimiento” que usó el Gobierno de Trump a la hora de tumbar el programa, y dejó claro que la Casa Blanca puede intentar interrumpirlo de nuevo si quiere, pero es probable que le resulte complicado hacerlo antes de las elecciones de noviembre.

La sentencia propinó un segundo revés a Trump en una semana, después de que el lunes el Supremo negara la razón a la Casa Blanca en un fallo que protege de la discriminación laboral a las lesbianas, gais, transexuales, bisexuales, intersexuales y queers (LGTBIQ).

TRUMP TACHA EL FALLO DE “HORRIBLE”

“Estas decisiones horribles y políticamente cargadas que salen del Tribunal Supremo son como ráfagas de escopeta en la cara de la gente que se enorgullece de llamarse republicanos o conservadores”, escribió Trump en Twitter este jueves.

El mandatario pidió votar por él en noviembre para que pueda nominar a más jueces del Supremo si se retira o fallece alguno de los nueve magistrados con cargo vitalicio, y aseguró que lo que busca es “una solución legal, no política, en lo relativo a DACA”.

“El Tribunal Supremo no quiere dárnosla, así que ahora tenemos que empezar este proceso de nuevo”, afirmó Trump.

El presidente no aclaró si con eso se refería a que intentará derogar de nuevo DACA por la vía ejecutiva, o si quiso decir que presionará al Congreso para que negocie con él una ley que solucione el limbo en el que viven los jóvenes indocumentados que llegaron al país cuando eran niños, de la mano de sus padres.

UN PARCHE PARA PROTEGER A LOS “SOÑADORES”

El programa DACA, que concede a los “soñadores” permisos renovables de dos años para estudiar o trabajar en EE.UU. sin miedo a ser deportados, fue un parche ideado por Obama para solucionar temporalmente la situación de esos jóvenes ante la inacción del Congreso a la hora de concederles una vía a la ciudadanía.

Cuando anunció el fin de DACA en 2017, Trump argumentó que lo hacía porque Obama había abusado de su poder al promulgarlo y para presionar al Congreso para aprobar una solución permanente, pero condicionó cualquier legislación sobre el tema a obtener fondos para el muro con México y otras demandas inaceptables para los demócratas.

Las víctimas de ese rifirrafe fueron de nuevo los “soñadores”, que llevan dos décadas esperando a que el Congreso apruebe la llamada “Dream Act” y viendo cómo muchos políticos les utilizan para conseguir otras metas, a pesar de que 74 % de los estadounidenses apoyan que se les conceda una vía a la ciudadanía.

¿ACEPTARÁ TRUMP NUEVAS SOLICITUDES?

La interrupción del programa DACA anunciada por Trump nunca llegó a entrar del todo en vigor, porque varias decisiones judiciales obligaron a su Gobierno a seguir renovando cada dos años los permisos de aquellos jóvenes indocumentados que ya eran beneficiarios del programa a finales de 2017.

El fallo del Supremo podría obligar al Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) a aceptar otra vez solicitudes nuevas de jóvenes que cumplan los criterios de DACA, y no solo a renovar los permisos de los casi 650.000 “soñadores” que aún eran beneficiarios a principios de este año, según expertos.

“La decisión de hoy del Supremo restaura el programa DACA y exige que la Administración acepte nuevas solicitudes además de renovarlas”, afirmó a Efe la directora de la clínica de derechos de inmigrantes en la Escuela de Derecho de la Universidad de Columbia, Elora Mukherjee, una experta en el programa.

USCIS no respondió inmediatamente a una consulta de Efe al respecto, y aún no está claro cómo interpretará la decisión del Supremo, pero si Mukherjee está en lo cierto, decenas de miles de indocumentados que llegaron a EE.UU. antes de 2007 podrían solicitar la protección del programa por primera vez.

OBAMA CELEBRA LA DECISIÓN, BIDEN PROMETE IR MÁS ALLÁ

La sentencia llegó tres días después del octavo aniversario de DACA, y el expresidente Obama no tardó en acudir a Twitter para declararse “feliz” por los “soñadores” y pedir el voto para el virtual candidato demócrata en las elecciones de noviembre, el exvicepresidente Joe Biden.

En un comunicado, Biden prometió que si es elegido impulsará un proyecto de ley que incluya una solución “permanente” para los “soñadores” en su “día uno” en el poder en enero de 2021.

Decenas de “soñadores” y activistas que les respaldan celebraron la decisión delante del Supremo, con una enorme pancarta que rezaba “Estamos aquí para quedarnos”.

Entre ellos estaba la “soñadora” mexicana Greisa Martínez Rosas, para quien la decisión del Supremo “demuestra el poder de los jóvenes inmigrantes” en Estados Unidos, según dijo en un comunicado.

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, apuntó que la noticia era un importante revés para el presidente Donald Trump y destacó que esta decisión se había producido con una mayoría conservadora en el Tribunal, que durante el mandato de Trump ha sumado a dos jueces nominados por él mismo.

Cuomo dijo estar “sorprendido” positivamente por las dos últimas sentencias del Supremo -la anterior respecto a los derechos de las personas transexuales- y dijo que esta decisión refleja que incluso la política de Trump es “demasiado extrema” incluso para un grupo de jueces a los que calificó de “extremadamente conservadores”.

“Esto significa algo. Que sus políticas son mucho más extremas que los jueces conservadores que él mismo nombró tras diseñar un Tribunal muy conservador”, declaró el gobernador.

Por su parte, la fiscal general de Nueva York, Letitia James, quien junto con el fiscal general de California, Xavier Becerra, lideró la argumentación del caso ante el Tribunal Supremo el pasado noviembre, dijo que la decisión reafirma que Estados Unidos es “el hogar” para los “soñadores”.

“La decisión de hoy del Tribunal Supremo pone a un lado una injusticia inhumana de la Administración Trump y permite que los jóvenes que van a la escuela aquí, que trabajan aquí, que pagan impuestos aquí, que crían familias aquí y que son miembros vitales de nuestras comunidades puedan seguir viviendo en sus casas sin temor a ser arrestados o deportados”, apuntó James.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here