La mayor colecta de alimentos del país vuelve esta semana y de manera novedosa

0
253
National Association of Letter Carriers. (PRNewsFoto/National Association of Letter Carriers)

Ayudará a alimentar a millones de familias necesitadas en los 50 estados

WASHINGTON, 16 de junio de 2020 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — A medida que se acerca el verano, lo normal sería que los bancos de alimentos y las despensas de las iglesias de distintas localidades del país contasen con un buen abastecimiento tras beneficiarse de las más de 70 millones de libras de alimentos obtenidos gracias a la iniciativa Stamp Out Hunger Food Drive (Colecta Anual de Alimentos para Acabar con el Hambre) que cada mes de mayo, durante los últimos 27 años, ha organizado la National Association of Letter Carriers (Asociación Nacional de Carteras y Carteros, NALC).

La colecta de alimentos tiene lugar en el momento más oportuno, ya que los albergues para personas indigentes y las despensas populares han visto menguar las donaciones recibidas durante la temporada festiva en invierno, y los programas escolares de alimentos no están disponibles en el verano. No obstante, la pandemia de coronavirus obligó, para proteger a la población, a posponer la colecta originalmente programada para el 9 de mayo, aun cuando el paro económico relacionado con dicha pandemia ha empeorado la inseguridad alimentaria.

Para enfrentar esta urgente situación, la NALC ha formulado un nuevo plan que atenderá el problema del hambre que afecta a una de cada ocho personas estadounidenses, entre ellas millones de menores, ancianos y veteranos de las fuerzas armadas.

A partir de esta semana, millones de generosos estadounidenses que normalmente dejan alimentos en sus buzones el segundo sábado de mayo para que el servicio postal los recoja, así como legiones de voluntarios comunitarios colaboran en la clasificación y el transporte de los alimentos, podrán cumplir la misma meta por otros medios.

Gracias a la experiencia, los contactos, la presencia en todos los códigos postales del país y la red universal que ha hecho de la iniciativa Stamp Out Hunger Food Drive la fecha en que se colectan más alimentos en todo el país, la NALC se acercó a numerosas coordinaciones regionales/estatales de alimentos que, a su vez, se comunicaron con nuestras 1.900 sucursales en todos los rincones del país para definir un nuevo enfoque, acorde con los tiempos que vivimos. Las sucursales conversaron con los bancos de alimentos y las despensas de sus comunidades para identificar a quienes tenían las posibilidades y la disposición de formar parte de esta labor.

El resultado es un novedoso enfoque de colecta mediante donaciones que se ajusta a las actuales circunstancias. Los estadounidenses en las grandes ciudades y suburbios, en pequeños poblados y zonas rurales, pueden visitar una página web creada solo para este fin, seleccionar un banco de alimentos cercano a su localidad y donar fondos para ayudar a la organización en cuestión a adquirir alimentos. Todo se ha dispuesto para que cada dólar recaudado vaya directamente a la compra de alimentos para las personas que sufren hambre.

Si desea encontrar un banco de alimentos en su estado, consulte www.nalc.org/food 

Como siempre, los alimentos adquiridos permanecerán en la comunidad para ayudar a los residentes necesitados. Una vez más, nuestros maravillosos aliados nacionales (el Servicio Postal de los Estados Unidos, United Way Worldwide, United Food and Commercial Workers International Union (UFCW), Kellogg Co., la National Rural Letter Carriers Association, CVS Health, Valpak, AFL-CIO y Valassis) serán cruciales para tener éxito.

No será nuestra colecta habitual, desde luego, pero estamos viviendo tiempos lejanos a la normalidad.

“El personal del servicio postal en todos los vecindarios del país labora seis y siete días a la semana; somos testigos de la necesidad y no podemos quedarnos de brazos cruzados mientras los bancos de alimentos enfrentan dificultades, la demanda crece y las personas siguen pasando hambre. En cuanto no implique riesgos, volveremos a la colecta tradicional de alimentos”, dijo Fredric Rolando, presidente de la NALC.

Mientras tanto, esta dinámica, nacida de la necesidad, podría tener un lado positivo. Más que tratarse de un evento de una sola fecha, la iniciativa continuará todo el tiempo que sea necesaria. Además, los bancos de alimentos pueden comprar más alimentos de los que un residente puede adquirir y donar con los mismos recursos.

Este enfoque es distinto en aras de la seguridad de todos. Sin embargo, las personas y las familias de todos los rincones de los Estados Unidos que podrán alimentarse gracias a la generosidad de otras, la nutrición y la gratitud serán exactamente iguales que antes.

Si desea encontrar un banco de alimentos en su estado, consulte www.nalc.org/food

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here