Cierre escolar afecta a personal médico y podría subir mortalidad de COVID-19

0
182
A passenger wears a surgical mask while riding on the Washington Metropolitan Area Transit Authority (WMATA) Metro Red Line in Washington, DC, USA, 03 April 2020. EFE/EPA/ERIK S. LESSER

Washington, 3 abr (EFE News).- Uno de cada siete trabajadores de la salud de Estados Unidos podría tener que ausentarse del trabajo para cuidar a sus hijos como consecuencia del cierre de escuelas causado por la pandemia del coronavirus, lo que podría incrementar la mortalidad del COVID-19, según un estudio publicado este viernes en la revista The Lancet Public Health.
“Las autoridades en Estados Unidos que consideran medidas para frenar la propagación de COVID-19 encaran un dilema difícil entre el cierre de las escuelas y el absentismo potencial del personal del cuidado de la salud debido a las necesidades de atender a los niños”, indica el artículo.
Eli Fenichel, un profesor en la Universidad Yale (Connecticut), que encabezó el estudio, dijo que “el cierre de las escuelas requiere tiene muchas consecuencias y puede crear, sin proponérselo, una escasez de cuidado infantil que añada tensión en el sistema del cuidado de la salud”.
“El que el personal de salud pase menos tiempo en la atención de los pacientes para cuidar de sus propios niños puede influir directamente en el desarrollo de una epidemia y la supervivencia de esos pacientes”, agregó. “El entender estas consecuencias es vital cuando se planifica la respuesta de salud pública a COVID-19”.
La inmensa mayoría de los estados del país cerraron ya las escuelas para intentar evitar la propagación del coronavirus entre la población y varios de ellos anunciaron que no reabrirán hasta el próximo curso.
En el estudio los investigadores analizaron los datos de la Oficina del Censo sobre más de 3 millones de personas involucradas en el área del cuidado de la salud entre enero de 2018 y enero de 2020 para evaluar la estructura familiar y las opciones probables de los trabajadores de la salud para el cuidado infantil en el hogar.
Así identificaron a aquellos trabajadores con más probabilidades de requerir cuidado infantil adicional para niños de 3 a 12 años de edad en el caso de cierres de escuelas, por tipo de ocupación en el campo de la atención medica a nivel nacional y en diferentes estados, con la premisa de que el cuidado para los menores de 2 años de edad permanezca disponible.
Entre las categorías profesionales consideradas se cuentan los asistentes de médicos, técnicos de diagnósticos, enfermeras y anestesistas, científicos médicos, el personal que atiende pacientes en hogares y residencias para enfermos y ancianos, terapeutas, servicios sociales, nurses y el personal de registros médicos y laboratorios.
El análisis y modelo matemático indican que alrededor del 29 % del personal médico y de salud de Estados Unidos necesita cuidar de sus propios hijos entre las edades de 3 y 12 años.
En los hogares en los que no hay un adulto que se quede en casa o un hermano o hermana mayor de 13 años que pueda cuidar a los menores, los investigadores calcularon que el 15 % de los trabajadores de la salud necesitarán cuidado para unos 2,3 millones de niños y niñas en todo el país si se cierran las escuelas.
Los cierres de escuelas presentan un problema especialmente difícil para el 22 % de las enfermeras facultativas, el 21 % de las asistentes de médico, el 19 % de los técnicos de diagnóstico, el 16 % de los médicos y cirujanos, y casi el 13 % del personal de las residencias para enfermos y ancianos.
Los estados donde, según este modelo, las necesidades de cuidado infantil no atendidas son las mayores incluyen Dakota del Sur, donde el 21 % de los trabajadores de la salud necesitan cuidado para sus niños; Oregón (21 %) y Missouri (21 %).
Por contraste, añadió el artículo, en Washington DC esa necesidad afecta al 9 % del personal de la salud, en Nuevo México al 10 % y en Nueva Jersey el 11 %, con lo cual serían los estados donde probablemente menos trabajadores del sector de la salud encontrarían escasez de cuidado para sus niños en un período de cierre de escuelas.
Para atajar esta situación, el gobernador de Arizona, Doug Ducey, anunció este viernes que a partir del 6 de abril entrará en marcha un programa que ofrecerá cuidado infantil a los hijos de personal de auxilio y sanitario, entre otros trabajadores esenciales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here