Di Caprio, cabizbajo y Phoenix, eufórico: lo que el ojo no vio tras los Óscar

0
241

Los Ángeles, 11 feb (EFE News).- Si bien durante la gala de los Óscar se apreció por televisión un Leonardo Di Caprio sereno tras no ganar la estatuilla al mejor actor y un Joaquín Phoenix reivindicativo y con cara de pocos amigos al recoger el premio, lo cierto es que inmediatamente después esos roles cambiaron.

Al llegar a la fiesta privada de la Academia en el “Governors Ball”, donde van actores, actrices, directores y técnicos que han ganado o han sido nominados para los Óscar, Di Caprio se sentó cabizbajo en una de las mesas de la esquina del salón.

Estaba sentado con un matrimonio de la tercera edad, que parecía acompañar su pena en silencio.

Pese a haber ganado ese galardón en 2016 por su papel protagonista en “The Revenant”, Di Caprio ha sido nominado siete veces durante su dilatada carrera y solo ha alzado la estatuilla una vez.

Eso pesaba a Leo, que vio cómo Brad Pitt sí ganaba el premio a Mejor Actor Secundario por su rol en la película “Once Upon a Time… in Hollywood” , dirigida por Quentin Tarantino.

A pesar de su tristeza, sí tuvo bonitos gestos con algunos seguidores que se acercaron a darle ánimos.

Unos veinte minutos después, y rodeado de su equipo de seguridad, Di Caprio salió de la sala. Ni rastro de su novia, Camila Morrone.

Cerca de su mesa estaba una de las barras, promocionada por una conocida marca de tequila.

Ahí acudió varias veces Tarantino, que tampoco logró vencer en la categoría de mejor director.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here