La selección de USA iniciará campamento anual en Doha

0
308

Chicago, 3 ene (EFE).- La selección masculina de fútbol de Estados Unidos partió hacia Doha, donde va a completar el campamento anual del mes de enero con la presencia de 25 jugadores, incluidos 22 que militan en los equipos de la Liga Profesional (MLS).

El grupo de seleccionados, que tiene un promedio de edad de 23 años y 83 días, entrenará y jugará partidos a puerta cerrada del 5 al 25 de enero en la Academia Aspire, en Doha, y servirá de preparación para el Mundial de Qatar del 2022, si al final consiguen su clasificación.

A la vuelta del campamento, Estados Unidos disputará su primer partido oficial del año 2020 con el amistoso que va a jugar el próximo 1 de febrero ante Costa Rica, en el Dignity Health Sports Park, de Carson (California), sede central de preparación del equipo nacional en Estados Unidos.

El seleccionador de Estados Unidos, Gregg Berhalter, llamó a los jugadores de la MLS que se encuentran en el descanso invernal a la espera de que den comienzo los entrenamientos para la disputa de la próxima temporada y la competición de la Liga de Campeones de la Concacaf.

De los 25 jugadores llamados por Berhalter, solo tres llegan de equipos extranjeros, mientras que entre los 22 de la MLS el seleccionador ha tratado de encontrar una mezcla de jóvenes valores y veteranos que puedan tener opción de luchar por un puesto en el equipo nacional para el Mundial de Qatar.

Los habituales Aaron Long, Gyasi Zardes, los hispanos Critian Roldán, Paul Arriola y Sebastián Lletget lideran la lista, mientras que jóvenes promesas como Brenden Aaronson, y los también jugadores de origen latino Julián Araujo y Jesús Ferreira fueron incluidos entre los seleccionados.

Araujo, de 18 años, de origen mexicano, que milita en el Galaxy de Los Angeles como defensa, llega por primera vez a la selección mayor.

Lo mismo que le sucede al delantero Ferreira, de 19 años, un nativo de Santa Marta (Colombia), que recibe la primera llamada a la selección absoluta después de que recientemente haya recibido la ciudadanía estadounidense.

El arquero Bill Hamid también obtuvo su primera llamada con la selección bajo la dirección de Berhalter.

Mientras que los tres jóvenes jugadores estadounidenses que no militan en la MLS son los jóvenes Uly Llanez, Bryang Kayo y Christian Cappis.

Llanez, de 18 años, un nativo de California, de padres mexicanos, juega como delantero con el Wolfburg (Alemania); Kayo, de 17 años, de origen camerunés, no tiene actualmente equipo, mientras que Cappis, un tejano de 20 años, pertenece al Hobro de la Super Liga de Dinamarca.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here