Cisma en la Iglesia Metodista Unida por el matrimonio entre homosexuales

0
310

Washington, DC, 3 ene (EFE News).- Los obispos y representantes de diversos grupos metodistas anunciaron hoy un plan acordado para dividir la Iglesia Metodista Unida debido, principalmente, a sus divergencias en torno a la homosexualidad y la unión entre las personas del mismo sexo.

La Iglesia Metodista Unida, una de las mayores denominaciones protestantes con 6,8 millones de miembros en el país y más de 12,7 millones en todo el mundo, ha elaborado una propuesta titulada “Protocolo de Reconciliación y Gracia mediante la Separación”.

La iglesia lleva años discutiendo la ordenación clerical y el matrimonio entre homosexuales, asuntos que finalmente han provocado el cisma al que se oponían los sectores más progresistas y moderados de esta iglesia cristina, la tercera más grande de Estados Unidos.

La iglesia metodista también ha tenido un largo debate interno acerca de la diversidad racial, con casi el 90 por ciento de sus miembros blancos no hispanos.

En este país, los metodistas son políticamente más conservadores que otras corrientes protestantes mayores, y según el Centro Pew de investigaciones, el 54 % de los metodistas vota por el Partido Republicano, frente a un 35 que se inclina por los demócratas.

Sólo un 15 % de los metodistas se describe como “liberales”, comparados con el 22 por ciento de los presbiterianos, el 24 por ciento de los luteranos y el 29 por ciento de los episcopalianos, según Pew.

Los dirigentes de la iglesia anunciaron que se han puesto de acuerdo sobre la separación de una denominación “metodista tradicionalista” que continuará oponiéndose al casamiento entre personas del mismo sexo y rehusándose a ordenar a homosexuales, bisexuales y transexuales como ministros de su clero.

Por primera vez en la historia, el resto de la Iglesia Metodista Unida permitirá los matrimonios entre personas del mismo sexo y la ordenación de homosexuales, aunque el plan tiene que ser aprobado todavía por la conferencia mundial metodista, que se celebrará en mayo en Minneapolis (Minesota).

Dentro del acuerdo, la denominación tradicionalista recibirá 25 millones de dólares a lo largo de los próximos cuatro años, y se espera que incluya a la mayoría de las congregaciones en África y algunas de Estados Unidos.

El nuevo grupo eclesiástico renunciará a todo reclamo sobre los edificios y otros activos de la Iglesia Metodista Unida y, según el plan, toda congregación que desee unirse al grupo conservador deberá convocar para ello una votación en un plazo específico..

El año pasado, en una sesión especial, la Conferencia General Metodista Unida fortaleció la prohibición de la ordenación y casamiento de homosexuales, y estableció sanciones para los transgresores.

El anuncio del acuerdo se produjo cuando iban a entrar en efecto las nuevas sanciones para los pastores que oficiasen bodas entre homosexuales, que podrían llegar hasta un año de suspensión, sin sueldo, por el primer casamiento y, de reincidir, podían llegar a la expulsión del clero.

Los 16 miembros del grupo negociador que elaboró el plan incluyeron obispos de Nueva York, Florida, Luisiana, Ohio, las Filipinas y Sierra Leona, junto con dirigentes de grupos más tolerantes con la homosexualidad, como la Red de Ministros de Reconciliación, informó el diario The Washington Post.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here