Minujín: “‘Los dos papas’ no evade el momento más oscuro del papa Francisco”

0
307

Miami, 16 dic (EFEUSA).- Juan Minujín siente la responsabilidad de ser el primero en contar la influencia de los horrores de la dictadura argentina en la vida del papa Francisco cuando todavía era el padre Jorge Mario Bergoglio, al que encarna en la película “Los dos papas” y que Netflix estrena en su plataforma este viernes.

Así lo dijo en entrevista con Efe en Miami el actor argentino, quien fue marcado en lo personal por la persecución política de los militares a mediados de los años 70 del siglo pasado cuando su familia debió exiliarse, primero en Estados Unidos y luego en México.

“Saqué de la experiencia familiar en el sentido de que uno como actor pone algo personal, emocional, en esos personajes”, reconoció. “Agradecí mucho cuando leí en el guión que estuviera todo eso. Justamente porque no evade el momento más oscuro de la vida de Bergoglio”.

Bajo la dirección del brasileño Fernando Meirelles (“The Constant Gardener”, 2005), “Los dos papas” cuenta la historia de Bergoglio desde el inicio de su edad adulta, cuando dudaba entre lo que sentía como “el llamado de Dios” y su novia de entonces, hasta su elección como el líder mundial de la Iglesia católica.

El personaje de Bergoglio lo comparten Minujín, quien se dio a conocer internacionalmente por su papel de Pastor en la serie “El marginal”, y el actor galés Jonathan Pryce, nominado a un Globo de Oro por esta interpretación.

La cinta de Netflix presenta duros retazos de la vida del religioso argentino durante la dictadura, una época que el director Luis Puenzo y la actriz Norma Leandro ya reflejaron en “La historia oficial”, que ganó el Óscar a mejor película de habla no inglesa.

La historia de “Los dos papas” es contada en dos líneas de tiempo que se intercalan.

En la primera se hila una conversación ficticia entre el cardenal Bergoglio y el papa Benedicto XVI, y que termina con la renuncia de Joseph Ratzinger, encarnado por Anthony Hopkins, quien también recibió una nominación a los Globos de Oro por su papel en esta película, candidata además a mejor película dramática y mejor guión.

“Los dos son extraordinarios”, aseguró el argentino al recordar su reacción la primera vez que vio la película: “Me reí, me emocioné muchísimo. Estuve todo el tiempo con el corazón en la boca”.

Y en la otra línea de tiempo, filmada en Buenos Aires y en español, Minujín interpreta a un Bergoglio joven, que trabaja como técnico químico y está a punto de proponerle matrimonio a su novia.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here