Matanza de familias mormonas ahonda la crisis de violencia en México

0
117

México, 5 nov (EFE).- La matanza en el norte de México de 9 miembros de una comunidad mormona, entre ellos 6 niños, exhibe una vez más las flaquezas de seguridad del país y ha llevado al presidente estadounidense, Donald Trump, a ofrecer una inaudita ayuda militar para acabar con los cárteles.

En otro día negro en un México tristemente habituado a la violencia, este lunes se registró una cruel matanza cuando un grupo armado asesinó a nueve miembros de una comunidad mormona, los LeBarón.

El suceso también dejó seis menores lesionados y una niña desaparecida, que fue hallada horas después.

La violencia fue tal que, en palabras de la fiscal del estado de Sonora en entrevista radiofónica, Claudia Indira Contreras, se encontraron más de 200 casquillos de bala de distintos calibres.

En imágenes compartidas en redes sociales, se observa un vehículo completamente calcinado, con lo que se presume que son restos humanos todavía humeantes.

De acuerdo con la cronología oficial de los hechos, en la mañana del lunes varios miembros de la comunidad LeBarón se trasladaban desde un punto cercano al municipio de Bavispe (Sonora) hacia la colonia LeBarón, en la ciudad de Galeana (Chihuahua), cuando en la frontera entre ambos estados padecieron una emboscada de un grupo armado.

Minutos después del suceso, el activista y familiar Julián LeBarón pidió apoyo de la Guardia Nacional y a otras fuerzas de seguridad.

No obstante, no fue hasta 17.00 hora local (00.00 GMT del martes) que los primeros militares se trasladaron desde su guarnición militar de Agua Prieta a la zona, a unos 278 kilómetros de distancia, por lo que, según familiares, los primeros uniformados llegaron horas después.

Paralelamente, pobladores de la zona se dirigieron al lugar de los hechos para buscar a supervivientes de esta comunidad mormona, que es muy poderosa en la región y se dedica a la agricultura, la ganadería y el comercio.

Se reforzó la seguridad en la zona y no fue hasta pasada la medianoche que las autoridades establecieron el saldo final de víctimas.

“Nosotros tuvimos conocimiento horas después. Hubo una falla de comunicación”, reconoció este martes la fiscal estatal.

AVANCES “SERIOS” EN LA INVESTIGACIÓN

Tras 24 horas de la tragedia, continúan muchas incógnitas, aunque el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, afirmó que hay “avances serios en la investigación”.

“El convoy (de la familia LeBarón) pudo haber sido confundo por grupos delictivos que se disputan el control en la región”, afirmó Durazo.

El ministro de Seguridad explicó que esta región hay una disputa entre “células” del crimen organizado. Una de estas, del lado de Sonora, estaría vinculada al Cártel del Pacífico, mientras que desde Chihuahua habría otros grupos criminales que se disputan la zona, codiciada por el narcotráfico por su cercanía con Estados Unidos.

La fiscal estatal fue más cauta y dijo desconocer todavía si la masacre se debió a una “confusión” entre grupos criminales antagónicos, algo en lo que también coincidieron familiares de las víctimas.

Según expresó el experto en seguridad y profesor e investigador en la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno del Tecnológico de Monterrey Juan Carlos Montero, todo apunta a una “confusión” entre cárteles.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here