NO MAS MUERTOS, POR FAVOR

0
69

Por Jorge Ramos. jorgeramos.com

Nadie, absolutamente nadie, en México quiere otra matanza. Basta y sobra con las de Uruapán (19 muertos), Minatitlán (14 muertos) y muchas otras que ni nombre tienen.

Incluso el reciente operativo en Culiacán, Sinaloa, también culminó con una matanza; hay más de una docena de muertos. Y lo que todos queremos -¡todos!- es que ya no sigan matando a tantos mexicanos.

​Es falso sugerir que hay gente que hubiera querido una masacre aún mayor en el operativo en que se detuvo y luego liberó al hijo del Chapo Guzmán en Culiacán. ¿Quién quiere más muertos? Pero el problema con esa decisión presidencial es que sienta un grave precedente. ¿Qué va a pasar en la próxima operación con otro líder del narcotráfico? Ellos ahora ya saben que si amenazan a soldados y civiles es posible que liberen a su capo.

​Liberar criminales difícilmente se puede considerar como parte de una estrategia para pacificar la nación. Solo refuerza la idea que México ha sido y sigue siendo el país de la impunidad.

​Entonces ¿cuál es la verdadera estrategia del gobierno de Andrés Manuel López Obrador para que dejen de matar a decenas de miles de mexicanos cada año? Es la creación de la Guardia Nacional -con un altísimo componente militar- que para fin de año contará con unos 80 mil elementos. Pero hay que decirlo: a casi un año de su toma de posesión, la estrategia de seguridad de AMLO ha fallado.

​Las altísimas cifras de criminalidad ya son su responsabilidad, como lo reconoció el pasado 22 de agosto. “No quiero seguir responsabilizando a la administración pasada y a los de antes de esa administración”, dijo el presidente. Pero no parece haber ningún sentido de urgencia.

​Aquí están las terribles cifras. Han asesinado a 28,782 mexicanos desde el 1 de diciembre del 2018 hasta el 30 de septiembre de este año, según cifras oficiales. (Chéquenlas https://bit.ly/2VzjBsf) De seguir así, el 2019 será el año más violento de la era moderna en México, con más homicidios dolosos que en cualquier año de Peña Nieto o Calderón.

​No hay otros datos. Algo no está funcionando. Y México no puede darse el lujo de seguir fracasando en su lucha contra el crimen. Los muertos se acumulan. Esto no es normal. Los mexicanos no podemos acostumbrarnos a que nos maten. Respecto a la inseguridad y a la impunidad, México sigue igualito. ¿Cuántos Culiacanes más hasta que algo cambie?

​Me adelanto. Esta no es una crítica neoliberal, conservadora, ni mal intencionada. Si a AMLO le va bien en la lucha contra la criminalidad, todo México gana. Pero desafortunadamente no ha podido. Esto se mide con resultados y no hay cifras positivas por ningún lado. El número de muertos en septiembre de este año -2,825 homicidios dolosos- es casi el mismo que en diciembre del año pasado -2,892.

​El único logro real, tangible, de la Guardia Nacional ha sido detener a inocentes refugiados centroamericanos en su camino hacia Estados Unidos. Yo no recuerdo que, cuando se debatió la creación de la Guardia Nacional, alguien hubiera dicho que sería utilizada para arrestar a extranjeros que están huyendo de pandillas, violencia y la pobreza extrema. Eso se lo sacaron de la manga cuando Trump los empezó a presionar.

​Y de pronto México -que durante décadas ha sido un país exportador de millones de inmigrantes- ahora se ha dado a la triste y vergonzosa tarea de perseguir y arrestar a migrantes indocumentados (de Venezuela y Cuba, Africa y Centroamérica) que lo único que quieren es seguir su trayecto hacia Estados Unidos. Para eso sí sirve la Guardia Nacional de México.

​Jamás pensé que un funcionario mexicano -como el Comisionado del Instituto Nacional de Migración- se atrevería a usar un lenguaje y amenazas trumpistas contra los inmigrantes. Y luego le escuché esto: “Es un aviso para toda la migración transcontinental: así sean de Marte, los vamos a mandar (de regreso); hasta la India, hasta Camerún, hasta el África.” Trump estaría orgulloso de esta frase.

​El esfuerzo de México no debe ser contra los inmigrantes que cruzan nuestro territorio. Al contrario, ellos merecen ayuda, protección y comprensión. La pelea, la que de verdad cuenta, es para México deje de ser el país de las matanzas, las fosas y los duelos.

​No más muertos, por favor.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here