Violencia en México

0
104

Por Horacio Ahumada

Muchos nos enteramos de la tremenda balacera que duró más de seis horas continuas en las calles de la ciudad de Culiacán, capital del estado de Sinaloa en México, porque resulta que en un rondín de rutina, la policía logró descubrir al hijo menor del “Chapo” Guzmán degustando de unos mariscos en un restaurant popular, al detenerlo infraganti comiendo, inmediatamente los hombres que lo cuidaban dieron el pitazo a sus hermanos de que Ovidio estaba siendo capturado, e inmediatamente un ejército de sicarios se movieron rápidamente con el objetivo de liberar a Ovidio, y de ahí empezaron a desquiciar la paz de la ciudad a través de una intensa balacera, hasta de calibre 50, que las balas son como del tamaño de un gran gis de esos que usan los niños para dibujar en las aceras, fue tal el caos que de inmediato.

El Comité de Seguridad Nacional, llamó a una reunión urgente, y era tal la magnitud de la balacera y el peligro que corrían los sinaloenses o los llamados culichis, que este Comité le sugirió al presidente de México Andrés Manuel López Obrador que autorizara la libertad del hijo menor del Chapo Guzmán, y así lo hizo, cuando Ovidio fue liberado dicen que así dieron fin a los balazos.

Entonces, se vino la disyuntiva de que por un lado se dice que fue mala decisión de AMLO, pero por otra parte muchos están agradecidos de la liberación porque de esa manera se evitó el peligro de muerte de muchos ciudadanos inocentes por balas asesinas, en fuegos cruzados o perdidos.

Esta semana, este fue el tema a discutir, de si fue o no fue inteligentemente tomada esa decisión por parte del mandatario nacional. Otros comentan que ahora ningún cabecilla de carteles de narcotraficantes en el futuro podrá ser detenido, porque al echar bala las autoridades mexicanas lo liberarían “para evitar muertes inocentes”, pues la moneda está en el aire.

Los Estados Unidos tienen algunos años tratando de detener y encarcelar a Ovidio Guzmán, por tráfico de narcóticos, pero nuevamente no he escuchado que los estadounidenses aceptar la responsabilidad de distribuir, vender y consumir la mercancía como cocaína, anfetaminas, marihuana, no,  se quedan calladitos a sabiendas que la ley de la economía dicta que si no hay consumo, no hay clientes, no hay venta, no hay ganancias, entonces no hay negocio, pero este mercado quizás el más envenenado de consumo de drogas, tiene mucho dinero, en dólares por supuesto, y mucho drogadicto, marihuanos, cocos, en todos los niveles sociales que son capaces de consumir toneladas semanales de droga y para acabarla de amolar el mercado cada vez se vuelve más grande y consumidor, y francamente les vuelvo a repetir que no veo que el Gobierno Federal aplique ningún plan que disminuya el consumo y la compra de estas mercancías que los Carteles mexicanos, ven un enorme oportunidad de miles de millones de dólares anuales, que en ningún país en el mundo podrían ganarle a los Estados Unidos por el nivel económico de este mercado actual.

Entonces, “pregúntame yo” ¿quién es más valioso el huevo o la gallina? Mientras tanto la sociedad civil mexicana está pagando las consecuencias de los viciosos de los Estados Unidos. GRACIAS.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here