Presidente enjuiciado o destituido

0
117

Por Horacio Ahumada.

Estimados lectores, cuidado porque los dichos son muy sabios, hay uno que dice” “El pez por su boca muere” y este le queda a la perfección a Donald Trump, por lo de la boca queda perfectamente pues la tiene muy grande y también hay otro dicho que versa: “En boca cerrada no entran moscas”, sin embargo Trump se ha defendido como gato boca arriba y lo ha hecho a base de amenazas y abuso de autoridad, pero hoy en día soltó su gran boca en una llamada telefónica a un presidente de una nación muy débil pero a la vez muy fuerte y conveniente geográfica y políticamente para los Estados Unidos, que es Ucrania.

El “error presidencial” fue que a base de cumplir con una ayuda en millones de dólares a este pequeño pero conveniente país ucraniano, donde Trump “le pidió” a su homólogo de Ucrania, la investigación del hijo de Joe Baiden que para infortunio de Trump es su más cercano competidor demócrata para las elecciones presidenciales estadounidenses del 2020 y para acabar de hundirse le recordamos que ya tiene el antecedente que por cierto lo ha librado muy bien de haber solicitado se dice apoyo a Rusia para hundir a su anterior oponente del 2017 la demócrata Hillary Clinton y que de todas maneras obtuvo más votos estadounidenses, sin embrago gano Trump gracias al voto electoral estado por estado un método hecho especialmente para el partido republicano, dado a que hay menos ricos que pobres en este país.

Con este “apoyo “político” solicitado a Ucrania, esta vez el fallo fue que todas las llamadas del presidente quedan grabadas para seguridad nacional, pero el operador y técnico de las llamadas presidenciales tenía dos opciones, una de deslealtad al Trump, y la otra por deslealtad a su país Estados Unidos, entonces opto por la primera opción, avisando a la CIA que el presidente acababa de traicionar los principios electorales de la soberanía estadounidense donde se deben de abstener candidatos y partidos políticos a solicitar la intervención de lo que sea de otros países a las elecciones internas y privadas que solo compete a los estadounidenses.

Si lo hubiese hecho cualquier otro ciudadano estadounidense, créanme que ya estaría en la cárcel, pero el delito es muchísimo mayor porque fue el mismo presidente quien lo hizo y ahora anda dado vueltas desesperado acusando y amenazando a medio mundo, inclusive de andar amenazando de que si es suspendido habrá hasta guerra civil en USA, de ese tamaño tiene la boca este señor Trump.

Mucha gente está esperando a que se haga justicia verdadera y no buscar apoyo de los republicanos, porque entonces seria momento entonces de quitarle la venda de los ojos a la estatua de la justicia, porque el fanatismo partidista hace mucho que se están pasando de la raya dándole más importancia al color de su partido que a la misma constitución estadounidense. La moneda está en el aire, pero si le sumamos el peso que puedan tener las declaraciones del primer ministro de Australia, entonces ya veremos…si lo enjuician o lo destituyen, porque de que Trump quiera renunciar, pues no lo creo. GRACIAS.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here