Implantes de mallas vaginales son similares a histerectomía

0
184

Maryland, (HISPANIC PR WIRE).- Dos procedimientos quirúrgicos usados para corregir el prolapso vaginal -uno consiste en extirpar el útero y el otro sostiene el útero con una malla- tienen resultados comparables a los tres años de realizados, según un nuevo estudio financiado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH).

A la fecha, el ensayo clínico aleatorio ofrece la comparación de los procedimientos de mayor largo plazo y los investigadores continuarán con el seguimiento de las pacientes por un período de cinco años. El estudio aparece en la Revista de la Asociación Médica Americana (Journal of the American Medical Association) y fue financiado por el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano (NICHD) Eunice Kennedy Shriver y la Oficina de Investigación sobre la Salud de la Mujer de los NIH.

“Estos hallazgos ofrecen información importante para las mujeres que se sometieron a estos procedimientos y para los médicos encargados de su atención y tratamiento”, afirmó la Dra. Donna Mazloomdoost, una de las autoras del estudio y directora del programa de la Red de trastornos del suelo pelviano del NICHD, que respaldó el estudio.

El prolapso vaginal es un trastorno del suelo pelviano que se produce cuando los músculos de sostén se debilitan y los órganos pelvianos presionan hacia abajo sobre la vagina, que a veces llega a sobresalir por la abertura vaginal. Esta enfermedad es más común a medida que la mujer envejece.

Tradicionalmente, los cirujanos tratan el prolapso vaginal extirpando el útero, lo que permite el acceso a ligamentos pelvianos profundos, como los ligamentos uterosacros. De este modo, la parte superior de la vagina puede fijarse a esos ligamentos en un procedimiento que se conoce como suspensión a ligamentos uterosacros. Otros procedimientos, como la histeropexia con malla, no requieren la extirpación del útero y en lugar de ello se utilizan mallas para suspender el útero y los órganos de la pelvis para corregir su descenso. Sin embargo, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. detuvo la venta y distribución de kits de mallas para la reparación del prolapso vaginal el 16 de abril de 2019 por cuestiones de seguridad, después de la finalización de este estudio.

El Estudio de procedimientos para el prolapso uterino – Ensayo aleatorio (SUPer) (Study of Uterine Prolapse Procedures – Randomized Trial, SUPeR) es un ensayo clínico aleatorio en el que participaron 183 mujeres posmenopáusicas en nueve centros en todo Estados Unidos. Noventa y tres mujeres, seleccionadas en forma aleatoria, se sometieron a una histeropexia con malla y noventa mujeres, también seleccionadas en forma aleatoria, se sometieron a una histerectomía con suspensión a ligamentos uterosacros.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here