La creación de trabajo se modera en USA e incumple las expectativas

0
69

Washington, 6 sep (EFE).- La economía de Estados Unidos no cumplió las expectativas en agosto, mes en el que se crearon 130.000 nuevos empleos, un signo más de que el ritmo de contrataciones ha caído en 2019.

Aunque la economía estadounidense continúa en un nivel próximo al pleno empleo, con una tasa de desempleo que se mantuvo en el 3,7 %, la creación de 130.000 nuevos puestos de trabajo estuvo notablemente por debajo de las expectativas de los analistas, que habían anticipado unos 170.000. 

Además, el Gobierno estadounidense revisó hoy a la baja los datos de creación de empleo de julio, de 164.000 a 159.000, y de junio, de 193.000 de 178.000. 

Esto se traduce en una media mensual de 156.000 empleos creados en los últimos tres meses, por debajo del promedio de 190.000 mensuales en los ocho años desde que las contrataciones empezaron a crecer tras la última recesión.

Sin embargo, este ha sido el mes número 107 en el que el empleo crece de manera consecutiva en Estados Unidos, la racha más larga de bonanza en el mercado laboral de que se tiene constancia.

El salario medio subió en agosto 11 centavos de dólar la hora, hasta los 28,11 dólares. 

En los últimos 12 meses, los salarios se han incrementado un 3,2 %, una décima menos que lo registrado en el mes pasado. 

La tasa de participación en la fuerza laboral, es decir, la proporción de estadounidenses que se encuentran empleados o buscando empleo, mejoró levemente hasta el 63,2 %, dos décimas por encima de julio. 

Estas cifras son síntoma de que la economía estadounidense está perdiendo fuelle pero sigue estable, gracias a un mercado laboral sólido y a un consumo constante, dentro de un contexto de desaceleración global y de escalada de tensiones comerciales.

Asimismo, la preocupación aumentó en EE.UU. esta semana cuando el indicador de actividad manufacturera se contrajo por primera vez en tres años, según datos del Instituto de Gestión de Suministros.

La economía de Estados Unidos confirmó en agosto su ralentización al registrar un avance a un ritmo anual del 2 % en el segundo trimestre de 2019, una décima por debajo del cálculo preliminar oficial para ese período.

El presidente estadounidense, Donald Trump, llegó a la Casa Blanca con la promesa de llevar al país a un crecimiento sostenido por encima del 3 % anual, algo que por ahora no ha cumplido. 

La situación macroeconómica de EE.UU. puede llevar a la Reserva Federal (Fed) a rebajar los tipos de interés, ahora en el rango de entre el 2 % y el 2,25 %, en su próxima reunión sobre política monetaria prevista para el 17 y 18 de septiembre.

En su último encuentro en julio, el banco central estadounidense recortó los tipos por primera vez en más de una década, ya que el anterior se produjo justo después de la aguda crisis financiera de finales de 2008. 

Trump ha presionado en varias ocasiones a la Fed insistiendo en que el banco central debería reducir el precio del dinero para apoyar la actividad económica. 

Este viernes, Trump dijo en su cuenta de Twitter que el banco central subió los tipos “demasiado temprano” y que, luego, “tardó mucho” en rebajarlos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here